miércoles, 4 de febrero de 2015

El batido que se "reinventó"...

Soy moderno, soy Cacaolat...



Y soy un producto con una etiqueta que queda genial en Instagram pero no me tienen en cuenta, lloro triste y solo en los rincones de las cámaras frigoríficas de los bares, están esperando para merendarme en verano con los sandwich de triángulo de Nocilla o pamplonica que por ser vintage fijo que vuelven este 2015, pero... 
¡Espera! 
¡Qué me calienten! 
¡Qué me calienten pero bien!
¡Qué me den hasta el el código de barras! 

Que me ponga a punto de ebullición ese camarero del bigotito, y me que me beba el barbudo con la chupa de pelo de cabra de su abuelo, que me tome el de la parka de pelo sintético porque recoge firmas para salvar animales de cazadores furtivos los domingos por la mañana, que las chicas estratégicamente despeinadas con mechas que no parece que lo son, pero sí, sí que lo son, me pidan en la barra...


Y así queridos patatolectores es como se le da un nuevo uso a un producto que ya existía, no invertir un duro en el mismo pero si en publicidad y así crear nuevas necesidades en los clientes y vender un poquejo más. #Besis

Buen miércoles a todos :)

4 comentarios:

V dijo...

vaya!! jaajjaj mi chico se calienta el cacaolat en el micro, y yo mirandole raro anda quee

Anónimo dijo...

me encantaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!

Moni Xu dijo...

Buff en un viaje vi a una chica pidiendo que le calentaran el batido y el parejo y yo la miramos en plan, pero que cateta la niña, y ahora resulta q no molamos, ni somos cool, ni na de na

Anita Patata Frita dijo...

V: jajaja pues ya no puedes decirle nada XD

Anónimo: me alegro :P

MoniXu: Pues mira por donde que ellos son también normales jaja

Gracias por los comentarios!