martes, 12 de febrero de 2019

El amor en la sociedad del odio

El título me ha quedado muy de columna de opinión de periódico caduco, pero ea.

Los muros de mis redes sociales están completamente enfrentados, y nada tiene que ver con un juicio muy mediático de cuyo nombre no quiero acordarme. De un lado tenemos a las marcas, todo amor ellas, y de otro los consumidores, todo odio contra el consumismo generado por un amor de lata. Más de lo mismo.

Si tan quemados estamos, si tanto odio nos genera que nos imposten una celebración comercial y marketiniana, ¿por qué siguen mandando mensajes rojos y repletos de corazones? Quizás lo que pasa es que por mucho que os quejéis seguís alimentando el sistema, por mucho que os parezca una cursilería lo de las flores, y una patochada lo del peluche con un corazón, seguís comprando esas cosas un único día al año aunque, y al igual que ver Gran Hermano, tú no lo reconoces en público.

Hemos hablado de lo de comprar un regalo, pero casi peor visto está que te haga ilusión esa rosa, ese peluche o esa nota pegada en el cristal del baño. En estos tiempos del Tinder ya no podemos ponernos mojabragas blanditos, tenemos que ser impertérritos ante las muestras de afecto. Ni un ápice de debilidad.

Almas de cántaro, qué penica me da todo esto, no veis que esto va mucho más lejos del sistema, si del sistema ya no podemos salir ni queriendo. Dejarse querer, querer mucho, querer con un beso, un abrazo, una servilleta con un corazón y un ¿cenamos?... Venga, probad a, por un día, ser de carne y hueso.

Feliz San Valentín a todos por si no vengo el 14, patato besos y abrazos para los que gustéis y para los que no siempre os quedará revisar las redes sociales llenas de amor del bueno y del pagado, mientras blasfemáis cosas que alimenten alguna que otra úlcera venidera.

Buen martes a todos :)

miércoles, 6 de febrero de 2019

Todos tenemos una isla...

Y alguien a quien nos llevaríamos con nosotros

Todos necesitamos ese sitio donde morirnos de la risa mientras unos monos nos cuentan secretos, ese sitio donde te sientes libre porque hasta el aire es nuestro, porque lo más importante es que nada más existe y el grado de preocupación se mide en nivel de moreno. No sabes si es verano o invierno pero eso es lo de menos.

¿Nos vamos a Isla Morenita?


*** *******
Carlos Sadness | Isla Morenita

Por qué no me llevas a un sitio de esos
Donde dices que no existe en tiempo
Ni tiemblan mis huesos
Soy tan pequeño que quepo en un sueño
Que tienes cuando te detienes para darme un beso

Hay una isla en medio del mar con palmeras y monos que saben hablar
Y te cuentan… secretos
Y el aire… es nuestro
Vámonos

Vamos a morirnos de la risa
Perdidos en la Isla Morenita
Vamos a reírnos del mal tiempo
En las flores que crecen en tu pelo

Morenita, llévame ahorita

A veces te pienso tan fuerte que creo
Que puedes oírme allá donde tú te encuentres
Poniendo la oreja en una caracola
Me llevas desde Barcelona hasta tocar tus dientes

Porque hay una isla en el medio del mar
Donde crece la fruta más tropical
La que sabe a tus besos
Y el aire es nuestro

Vamos a morirnos de la risa
Perdidos en la Isla Morenita
Vamos a reírnos del mal tiempo
En las flores que crecen en tu pelo

Morenita, llévame ahorita

No te imaginas lo bien que te siente el moreno
Te vas a duchar y yo te echo de menos
Porque hay una isla en el medio mar
Donde crece la fruta más tropical
Donde eres el centro de gravedad
Si tú quieres podemos llegar

Morenita, llévame ahorita

*** *******



Buen miércoles a todos :)

martes, 5 de febrero de 2019

¿Qué tal la vida de casada?

Igualita que la de antes

La pregunta del millón desde hace tres meses es esa, supongo que la de los niños no me la hacen porque saben que ya soy madre de familia numerosa #señoraspeludassonbien.

A día de hoy quien se casa antes de convivir, quien dice casarse dice formalizar de alguna forma una relación, me da lo mismo que sea una iglesia, un ayuntamiento o una hipoteca en un banco, está loco de atar. Creo firmemente que primero hay que empezar a convivir sin ataduras y luego ya veremos...

Nosotros no hemos sido la típica pareja que lleva toda la vida juntos y que al final firman, no. Llevamos juntos relativamente poco tiempo para la media de los que nos rodean ya casados pero sí somos la típica pareja que se conoce y quiere pasar toda la vida junta, porque de todo hay en la vida.

Por circunstancias de uno y otro empezamos a vivir juntos relativamente pronto, por lo tanto las sorpresas podían ser muchas, pero tampoco fueron para tanto, quizás lo peor es que sufro toc’s y manías como para solicitar una ley de alejamiento después de convivir conmigo una semana.

Y diréis, lo peor para él, que no para ti Patata, no os creáis, las personas maniáticas sufrimos una ansiedad loca de ver como nuestras costumbres neuróticas se van al garete, ea, cada palo aguanta su vela.

Ahora es cuando os cuento que tras casarnos y la convivencia hemos limado asperezas, hemos cedido por ambas partes y somos felices y comemos perdices… Pues mira no, somos normales si es que se nos puede llamar así, hay días que nos mandaríamos con nuestra madre el uno al otro, hay días que pasan sin pena ni gloria y hay días que molan mil millones. Vamos lo que todos.

No hay claves, ni fórmulas mágicas, solo hay una palabra que nos han repetido mucho los que llevan muchos años en pareja, paciencia, no hay más fórmulas milagrosas.

Y por si os sirve, sí que hacemos una cosita, bueno un par de cositas, cada día que nos hemos puesto como “obligación”, cada vez que nos vemos nos damos un beso y un abrazo de los de verdad, no de los de “venga va que llevo prisa”. Y la otra cosita jamás meternos en la cama enfadados. Parecen cosas sencillas y luego en la práctica no te creas que lo son tanto, y es por las puñeteras rutinas absurdas que nos distraen de lo verdaderamente importante.

Dejarse de tonterías y quereos mucho, lo que no te quieras hoy lo mismo ya no te puedes querer mañana.

Buen martes a todos :)

jueves, 31 de enero de 2019

Cocina con La Patata

Que no es lo mismo que cocinando a La Patata

De vez en cuanto abro un hilo de preguntas en Instagram Stories para ver de qué os gustaría que hable en el blog, a una ya se le seca el cerebro y necesito ayuda, me dijisteis que os diera tips o recetas para organizaros las comidas, pues dicho y hecho, veamos un poco de todo y cómo llevo al día la cocina de forma "saludable" y sin morir en el intento.


No soy una persona fit al 100% pero sí sigo un mantra a la hora de alimentarme "en casa nada que venga precocinado y lo que viene envasado es porque no tengo narices a hacerlo yo". Fin de la cita. Por lo tanto traducido al argot de moda: comemos los menos procesados posibles dentro de casa y si son procesados son "de los buenos", o al menos "de los menos malos".

 La Lista

Primero miro lo que tengo en casa, las cosas que tengo en el frigorífico, que suele ser lo más perecedero, y lo que hay en el armario que hace las funciones de despensa porque una tiene una cocina como una caja de cerillicas. Cuando veo lo que quiero gastar esa semana, sí o sí porque es lo que toca,  elaboro una lista con las cosas que acompañarán a lo que ya tengo.

Cuando pienso en la compra pienso también los días que comemos/cenamos en casa y los que tocan fuera para no pasarme comprando cosas que se puedan caducar, e intento siempre pensar en comidas/cenas completas, es decir, ya combinado de forma que encajen primero y segundo o plato único completo en un mismo día.

Explico lo anterior, si no lo hago así puede que el domingo que es el último día me quede una sopa de fideos y macarrones, eso es incombinable machi-machi pasta y pasta, no es bien, y lo mismo uno de los dos lo tengo que desechar y tirar comida en casa nunca. Por lo tanto intento ir cuadrándolo todo para que siempre todo encaje en alimentos complementarios y entre en fecha de caducidad.

#TrucoPatatil: Tengo de Tiguer dos listas magnéticas en la puerta de la nevera, una para ir apuntando lo que hace falta del súper y otra es un planner mensual para apuntar eventos o menús. A la de la lista de la compra le echo una foto antes de ir a comprar y así no olvidamos nada.

Los Utensilios y Herramientas

Cocino con dos cosas fundamentalmente: el microondas y el horno, el fuego lo uso también pero mucho menos. Para estas dos fuentes de calor mis grandes aliados son los utensilios de Lékué y las fuentes de cristal, obviamente las primeras para el micro y las segundas para el horno.

Os recomiendo, muy, muy, muy, muy mucho, que investiguéis en canales de Youtube, blogs, libros, etc. sobre cocinar con microondas y con horno, suele ser más saludable la reducción de grasas para cocinar es más que evidente, más rápido en algunas ocasiones y se ensucia menos, esto último a mi me da la vida, no puedo cocinar en media hora y que me cueste recoger la cocina una hora entera, porque al final no cocino porque no me da la vida.

Las Recetas Salvavidas

1 La empanada de lo que sea
Ten siempre una masa precocinada de lo que sea en la nevera, de hojaldre, de empanada, de brick, la que sea sale buena, y ahora haces magia con los ingredientes que solemos tener en casa.

- El truco para que quede jugosa es incorporarle siempre una cebollada pochada al micro (con aceite y sal) y una grasa, yo suelo usar queso descremado de untar que lo tengo en la nevera para esas cosas.

- Por ejemplo a esa mezcla en un bol le pones: atún+taquitos de queso, salmón+taquitos de queso, atún+tomate+orégano, jamón+tomate, restos de un pisto de verduras, restos de carne desmigada, cuatro albóndigas tristes que las desmigas con lo queda de su salsa, etc. Aquí ya imaginación power.

- Toda la mezla del bol la incorporas a la mitad de la masa, la otra para tapar, cierras los lados, haces agujerito en medio para que respire, le echamos huevo por encima para que quede brillantito y lo tenemos en el horno lo que el fabricante diga.

2 La crema de calabacín
Suena a las cosas que no molan de dieta pero no lo es. Es rico, rico.
 
- Necesitarás: calabacines, cebolla y un trocito de queso. 

- Cortas los calabacines y la cebolla, cuanto más pequeño antes se hace, los metes en el Lékué con un chorrito de aceite, sal y pimienta negra de molinillo, lo haces en el micro hasta que esté blandito. 

- Mientras troceas un par de trocitos pequeños de queso. Cuando lo tienes todo lo pasas por la batidora y hasta que queda consistencia crema, rectificas de sal y listo, al tupper hasta que toque.

#TrucoPatatil: A la hora de servir puedes trocear un pelín más de queso y unos trocitos de jamón, pasados también por el micro 30', es el topping ideal.

3 La ensaladilla rusa
 Esto tiene menos misterio que un botijo, la gracia es hacer suficiente para dos tuppers con lustre y tienes para dos personas, dos días. Va bien con casi todo y a mi me gusta tanto en verano como en invierno.

- Necesitaras: Yo la hago con el preparado congelado de bolsa que lleva: guisantes, zanahoria y patata quitando las judías, dos latas de atún al natural, dos huevos cocidos y Ligeresa, condimento con sal y pimienta, por encima decoro con la yema del huevo desmigada.

- Cueces todo el tiempo que creas oportuno si te gustan los ingredientes más blandos o duros.

- Cueces también los huevos y mientras escurres el atún y le quitas todo el caldo bien o se quedará calduchera.

- Cuando todo está cocido lo escurres y lo pones en un bol, lo mezclas y sazonas al gusto, incorporas la Ligeresa según gusto de cantidad.

- Emplatas en los tuppers y la yema que la habías reservado previamente la espolvoreas por encima.

4 Carne/Pescado y Verdura que mantiene la figura
Al horno la carne y el pescado es sencillamente cogerle el punto de tiempo/calor, por eso además de los tupper que preparo compro un par de bandejas de algún corte que me guste para horno, por ejemplo pechugas de pollo troceadas o salmón y las cocino con verduras. 

- Necesitaras: carne o pescado de un corte para horno y verduras que te gusten para acompañar en cantidad, la idea es más verdura que carne por plato.

- Mientras la carne se va empezando a cocinar en el horno corta la verdura al gusto, o como pida cada tipo, y la cocinas en el Lékué en el micro hasta dejarla al punto, con chorrito de aceite, sal o especias al gusto.

- Sacas la carne del horno y le das la vuelta, una cara ya tiene que estar hecha y la dejamos para abajo, le incorporas las verduras y dejas hacer hasta que está todo al punto.

- Emplatas la ración para cada comensal con más verduras que carne y se come todo juntito.

#Nota: No pongo tiempos ni cantidades porque esto no es estándar, varía según los alimentos que se usen, a mi dos bandejas de estas no me salen iguales en la vida.

Los Tips Patatiles para cocinar y no pedir Chino poner aquí cualquier cosa que pidáis por teléfono

Dos consejos que siempre funcionan y te salvarán de las garras de la comida a domicilio, y no son los tupper de mamá aunque esto siembre son "bendisiones".


Tip1: Pan y queso sabe a beso

Si tienes pan, queso y horno lo tienes todo, me da igual el pan y el queso porque para esto todo vale. Pones dos rebanadas de pan, o pan de molde, un bocadillo abierto a la mitad, un trozo de barra a la mitad, etc. y le echas a cada parte un chorrito de aceite, pimienta y sal. Ahora viene la fiesta, pones encima lo que tengas a mano: fiambre, tomate, atún, salmón ahumado, lata de bonito, pimientos del piquillo, sobrasada, jamón,... 

Tú lo que sea, échale imaginación a la vida porque hemos venido a jugar, le pones por encima queso y a gratinar. Al salir le pones pimienta de molinillo y una gota de aceite por encima y a comer/cenar o lo que se tercie. No he dicho que sea de dieta, he dicho que te salva de las extra calorías de la comida que pides por teléfono lo que nosotros suelo pedir es mucho más "guarro" que esto con diferencia.

Tip1: Cocina intensamente y come plácidamente

Dedica un día dos o tres horas a cocinar cositas que puedas tener en un tupper, da igual si congelas como si no, porque yo hago cocina para cinco días y no congelo nada, hago lo que voy a gastar. Por ejemplo la crema de calabacín o la ensaladilla que os contaba antes es un recurso, una sopa, una carne en salsa, unas lentejas, un cocido... 

Te renta muchísimo, os lo juro, pero antes tienes que haber hecho la lista y planificado la semana, no vale de nada tirarte en plancha ahora mismo del sofá e ir a la cocina y ponerte a cocinar, te faltarán cosas o no te encajarán los menús. Si te acostumbras a hacerlo así luego sale solo y la parte de planificar va más rápida.
Espero que os de algunas ideas para amenizar las tareas de la cocina

Tengo algún que otro post que os enlazo aquí debajo de tips de cocina que hacía antes y que la verdad sigo haciendo, aunque ahora los haga un poco modificados siguen la misma base, por is queréis echadle un vistazo y os dan ideas
Post Viejuno: Cena inesperada.
Posr Viejuno: Cocina para toda la semana en 4 horas.

Buen miércoles a todos :) 

martes, 29 de enero de 2019

Rebajas de señoras bien

Porque más zapatos no me caben en el armario

Tengo pendiente una limpieza de armario sólida, consistente, vamos que quiero tirar muchísimas cosas, que como diría la Kondo, ya no me hacen feliz. Y hasta que eso pase mi nivel de ansia por incorporar piezas al armario no es muy alto, diremos que está un poco frenado por el nivel de cosas nuevas y chachis que tengo. Por lo tanto las rebajas están siendo de otras cosas que si tengo hueco para colocar en casa.

Cosas para echarme encima

Porque alguna cosa de “armario” ha caído, poco pero sí. Una bufanda de rigor, yo si no compro todos los años una o dos bufandas no soy feliz, un bolso de Bimba&Lola que me negaba a pagar en temporada y unos guantes de la misma tienda que se quedaron divinos de precio.


Evidentemente el par de sujetadores de WomanSecret’s a mitad de precio y algunos calcetines han caído, pero esto no tiene emoción ninguna, ya sabéis que solo compro ropa interior en rebajas, total si es todo el año la misma pero en ese momento está mucho mejor de precio.

¡Ups! Olvidaba un jersey amorosísimo de Zara Kids que tenía fichado y lo encontré a mitad de precio, este ni lo busqué pero apareció en mi camino y ahora somos los más mejores amigos.



Cosas para echarme al buche

Bueno hablemos de utensilios para cocinar cosas que echarme al buche. Hace tiempo, tiempo, tiempo del bueno, os conté que me había comprado mi primer Lékué y era inmensamente feliz, estos cacharros hay gente que los ama #unbesoEdu o gente que los odia, yo soy de las primeras, por lo tanto ahora en la web que tenían todo rebajado he aprovechado para hacer compra.

En esta ocasión me he decantado por los tortilleros, el de Omelette y el de Omelette Española y un par de escalfadores de huevos, esto puede parecer de lo más friki pero hay que ver el tiempo que ahorro con estos chismes y la pringue que les saco. Mañana llega el pedido cuando los pruebe y encuentre las recetas adecuadas os cuento qué tal funcionan y os doy alguna idea.

Cosas para echarme en la cara

No hay año sin su paleta de ojos de Urban Decay para la nena, ea vicios confesables que tiene una, el año pasado fue la Heat que sus Majestades tan majos me regalaron y este año, viendo que sus Majestades se hicieron los locos, me he autoregalado yo “Born to run” y… Ains que monería y que contenta estoy con la compra.

Lo único que me rompe el equilibrio de colección de paletas es que tiene un formato diferente de las otras cuatro de Urban que tengo y a la hora de guardarlas no quedan tan cuquis, pero vamos que se lo perdono de todas, todas.


Y esto ha sido todo, no se descarta algún “pecadillo” que encuentre rabajadísimo por sorpresa en alguna escapada a tienda física, online ya no miro nada que sino peco sin necesidad, pero vamos que estoy más que servida con este tema, en mis rebajas cada vez hay más bragas y menos "tonterías", que barbaridad lo que se madura y tú piensas que esas cosas ti no te pasarán nunca #patatainocente.

Buen martes a todos :)