sábado, 16 de mayo de 2020

Olor a limpio, olor a blanco

Porque las colonias de bebé siempre tienen un olor a blanco, si es que el blanco tiene olor

 

Ya os conté que tenía una colonia de bebé favorita, y con la que tenía un enganche serio, os lo conté aquí, pero he de confesar que le estoy siendo infiel, ahora solo la uso para la cama, pero para mi hay un nuevo amor.

 

Hace unos días Marido me dijo "te has echado un litro de colonia barata", en ese momento me hizo el corazón añicos, ¿yo? ¿Oler a colonia barata? Pero si yo me pongo la bata del Oysho y mi colonia de bebé y me siento la Carmen Lomana de mi casa... En fin, pensé que quizás era el momento de buscar alguna colonia “para estar en casa” un poco menos colonia y más perfume fresco.

 

Tras unos cuantos clics en la red llegué a Lua&Lee, para empezar la imagen me ganó al instante, tras leer la composición no me lo pensé, clic y comprar. Esta colonia de naranja, flores blancas y musc es p-e-r-f-e-c-t-a, así sin más. Bueno si tengo que sacarle un pero es que no la venden de litro, el formato más grande es de 250ml, pero como no la uso para la cama de momento todo bien.


Si os he creado la necesidad de probarla no sé si sentirlo o que me deis las gracias, porque es maravillosa, huele a blanco, porque yo supongo que cada uno tenemos un olor para cada color, al menos yo sí, y esto huele a blanco puro.

 

Ese momento el que te pones el pijama, te desmaquillas, te echas tus cremitas y luego te rocías un par de “chiflazos” de esto y estás en el mismísimo cielo, limpita y reluciente. Hay dos momentos en el día que no cambio por nada, el desayuno y este que os he descrito, ea, los gustos sencillos de una.

 

Porque ahora con la cuarentena todos estamos recalcando una y otra vez que echamos de menos las pequeñas cosas, los gestos sencillos, bla, bla, bla,… Yo ya era sencilla, y sobre todo práctica, antes de todo esto, no me hace falta una pandemia para saber valorar mi pijama limpio, una colonia fresquita y sentarme en el sofá al lado de Marido, y que el mundo explote fuera si quiere.


*** *******

 Os dejo una canción que también huele a blanco...

Siloé | El Poder | La Verdad

"... Otra vez tu nombre en la pared,
otra vez tus ganas de encoger.
eso suena a que algo no va bien,
eso suena a mi piel contra tu piel,
eso suena a ansias de poder, ..."




*** *******

Feliz día de desescalada a todos :)




domingo, 10 de mayo de 2020

Las Galletas de mis amigos


Cocinar me gusta y que los planes salgan bien también me gusta


Estos días en casa, como bien sabéis, los estamos dedicando a cocinar platos que nunca antes habíamos hecho, el sábado dejo a un lado el teléfono, el ordenador y cualquier cosa que no sea centrarme en estar con Marido, ponemos música, abrimos una cerve y cocinamos. He descubierto que no hay receta complicada en los grandes clásicos. Al final los platos más ricos son sencillos, pero necesitan tiempo y mimo, lo primero ahora lo tenemos más a mano y lo segundo no me falta porque me encanta meterme entre fogones.

La repostería, los platos dulces en general, siempre me han dado respeto, pero mi querido Peter es un gran cocinero de dulces y postres, por lo tanto, si quería la receta perfecta de galletas tenía que pedírsela a él. Realmente era una apuesta segura, aunque seguía teniendo mis dudas de si saldría tan bueno como prometía. Pero no me quiero extender mucho más, vamos al lío...

Ingredientes:
- 120g de mantequilla con sal a temperatura ambiente
- 75g de azúcar moreno
- 75g de azúcar blanco
- Media cucharadita de esencia de vainilla (esto tiene un olor tan rico que sueño con un perfume igual, mmmmm droooooga)
- 1 huevo
- 240g de harina
- Media cucharadita de bicarbonato
- 100g de chocolate (troceado o gotas)

Preparación:
- Batimos la mantequilla con los azúcares hasta tener una masa aireada, si la derretís demasiado y lo mezcláis también queda bien, no pasa nada.
- Le añadimos el huevo y la vainilla, seguimos mezclando hasta que esté integrado.
- Añadimos la harina y el bicarbonato, seguimos mezclando y la masa va cogiendo fuerza.
- Añadimos los trocitos de chocolate.
- Ahora podemos dejar reposar la masa de un día para otro, porque está un poco blanduja, o la metéis un ratito al congelador para que coja fuerza y ya las hacéis las bolitas.
- Hacemos bolitas del tamaño de una nuez y las ponemos en una bandeja de horno con papel separadas entre si.
- Puedes hacer toda la masa o hacer bolitas y congelarlas, así podrás hornearlas en un momento para cuando quieras darte un gusto.
- Las horneamos a 180º, unos diez minutos, pero esto depende del horno, el mío es una bestia y siempre lo tengo que dejar todo menos tiempo o se queman.
- Es importante vigilarlas, cunado los bordes estén doraditos las sacamos, estarán blanditas, pero luego endurecen al enfriar. Al sacarlas las dejanos enfriar sobre una rejilla y en nada tienen ya la consistencia "galleta" como tal.


Os juro que están deliciosas, y además la casa te huele luego que es una maravilla, vamos a repetir sí o sí esta receta.

Como de momento en Albacete seguimos en Fase 0 seguiremos haciendo sesiones de cocina confinada, o confitada como más os guste, esta semana veremos que se nos ocurre. La verdad que estos ratitos son de maravillosos, aunque mi cocina es enana y estamos codo con codo y con todos los chismes por medio, son momentos en los que nos reímos mucho y disfrutamos más cuando luego nos lo comemos.


*** *******

Zahara | Echo de menos | Canciones Confinadas


Echo de menos
la cama revuelta
ese zumo de naranja
y las revistas abiertas.

Y en el espejo
Ya no encuentro tu mirada
no hay besos en la ducha
ni pelos, ni nada.

Y entre nosotros
un muro de metacrilato
no nos deja olernos
ni manosearnos.

Y por las noches
todo es cambio de postura
y encuentro telarañas
por las costuras.

Lo mismo te echo de menos, lo mismo
que antes te echaba de más.


*** *******

Feliz día de desescalada a todos :)



domingo, 26 de abril de 2020

Patato Cuestionario

Si nadie te entrevista, entrevístate tú

El otro día estuve viendo las revistas on line de este mes, tanto Vogue como Glamour, y en esta última le hacían un cuestionario a una modelo y me pareció muy chulo, me hizo pensar qué respondería yo si me hicieran esas preguntas, total que menos pensar y más actuar.

Lo primero que haces cada mañana... Levantarme y ponerles de desayunar a mis perritas, con los ojos pegaos' es lo primero que hago, antes que hacer cualquier cosa "para mi" las atiendo a ellas, les doy su comida y cuando las dejo comiendo y relajadas me voy al baño a lavarme la cara y despertarme del todo.

Tu frase más repetida... "No me da la vida", o "no llego", suelo ser una persona extremadamente autoexigente y eso me lleva a ir con la lengua de fuera siempre, si tengo que hacer diez me pido doce y para hacerlo perfecto sería ideal quince, y así me va.

El tipo de cosas que siempre buscas en la gente... Posivitismo, mucho positivismo, porque las personas cenizas no las soporto, no me aportan nada, todo lo contrario, me restan energía y no estamos para eso.

La gente siempre dice que eres... Divertida, o eso creo, realmente esta pregunta me encantaría que la respondieran las personas que me conocen, muchas veces piensas que sabes como te ven otras personas pero quizás estas equivocado.

Siempre intentas evitar... El enfrentamiento, las riñas, peleas, etc. Son situaciones que me ponen muy tensa y no me gustan nada, el debate y el intercambio de opiniones me gusta, pero el discutir por discutir no.

Casi siempre estás lista para... Para casi muy poco, porque a mi los eventos/planes inesperados me estresan mucho. Yo planeo cada día desde la mañana a la noche y las cosas que me aparecen como una seta, de golpe, me descuadran y no me gustan. Lo que sí es verdad que siempre estoy arreglada y lista para dejarme ver, una que es muy presumida.

El mejor consejo que te han dado en tu carrera y que siempre tienes en la cabeza... No recuerdo nada memorable, creo que lo que más me ha ayudado es trabajar en diferentes ambientes y empresas, ver que en mismo trabajo no tiene nada que ver dependiendo donde lo ejerzas. Lo que diría que más me ha ayudado ha sido el ver, oír y callar.

¿Tienes alguna convicción personal que crees que estará siempre en tu vida? Hay que ser buena persona, porque el karma siempre te devuelve esos buenos actos. Parece una actitud un poco infantil, o crédula, pero a mi me funciona, me lleva funcionando toda la vida y creo que seguirá haciéndolo, no entendería no "hacer lo correcto" y "ser buena persona sobre todas las cosas".

¿Y alguna convicción que un día fue importante y ahora no? Darle demasiada importancia al lo digan los demás, cada día me importa mucho menos, por no decir nada, lo que digan o dejen de decir. Cuando eres joven le daba mucha importancia los comentarios de los demás, ahora solo le doy importancia a lo que me digan personas que verdaderamente me importan y sé que me quieren.

Rutina de belleza para hoy y para siempre... Desmaquillarme y limpiarme la cara todos los días, sin excepciones, es la mejor rutina de belleza, mejor que una crema anti arrugas.

Algo que pasarías la vida comiendo... Queso, aceitunas, tortilla con cebolla, croquetas, ensaladillas... Me gusta comer, podría comer muchas cosas toda la vida, no puedo dejar de lado tanto placer gastronómico.

Algo que estarías haciendo todo el tiempo... Estar con mis peludas, no entiendo la vida sin ellas, en general nunca he entendido la vida sin perro. 

Podemos decir que como no he hecho nigún meme de los que me habéis mandado este es mi meme de la cuartena, podéis copiar las preguntas y responderlas si os viene en gana.


Feliz día de cuarentena a todos :)

Pd.- Cuánto tiempo sin hacer un post chorra de la semana, ya tocaba, lo echaba de menos.

*** *******

Siolé - Miss CaffeinaLa vida que me das



*** *******


miércoles, 15 de abril de 2020

Cinco días en casa...

Con las manos en la masa

Es la primera Semana Santa que no voy a Villarrobledo y no como torrijas de mi madre, ni como potaje y tarta de manzana de mi tía. Pero, aún siendo muy diferente a las demás, ha sido muy entretenida en la cocina, esto de la cuarentena me va volver una patato chef reputada en mi portal.

Más que nada elaboro este post para tener donde acudir el año que viene cuando tenga que repetir las recetas, y bueno si os dan ideas y os apetece aquí la tenéis, tienen un poco de las personas que me han pasado la receta y otro poco mucho de mi forma de cocinar un poco "indisciplinada", sabéis que odio seguir las recetas al pie de la letra, amén de que algunas cantidades las vario según mi despensa en ese momento, pero aún así, os garantizo que estaban las cuatro muy buenas. 

Receta UNO: Mi primer Potaje

A mi el potaje me parecía muy fácil, a la par que algo a lo que tenerle mucho respeto porque toda madre/abuela lo hace y suele ser "el mejor", y como las comparaciones son odiosas, tenía mucho miedo ante el crítico gastronómico especializado en "platos de cuchara" que vive conmigo, alias Marido

Pero me vine arriba, llamé a mi suegra para pedir el comodín del público que susodicho potaje fuera lo más parecido a lo que Marido suele comer, y después de las indicaciones que me dio me las auguraba muy bien, no me parecía nada a lo que tenerle miedo-miedo, respeto a lo de hacer los rellenos, pero poco más. 

Ingredientes
- Bacalao desmigado, que al final no se lo puse, podemos obviarlo
- Cebolla
- Patata
- Pimiento verde
- Espinacas, de bote también, no había frescas en el súper
- Garbanzos, de bote, una cosa que te ahorras con no cocerlos
- Una cucharita de tomate frito, puedes hacerlo casero si eres pro
- Pimentón
- Aceite
- Agua

Ingredientes para los rellenos
- 2 Huevos.
- Pan rallado, esto también lo echamos a ojo, siempre teniendo en cuenta la textura para hacer el relleno y que no se desmorone
- Prejil seco
- Ajo en polvo
- Aceite

1 Preparamos los rellenos. En un bol mezclamos todos los ingredientes para la masa, una vez que tiene la textura deseada se hacen bolitas con la masa, ojo con el tamaño que empezamos con unas pelotitas de golf y terminaron siendo unas pelotas de tenis preciosas. Los reservamos para echarlos luego al potaje.
2 Cogemos una olla, yo lo hago todo al estilo clásico, y sofreímos con un pelín de aceite la cebolla, el pimiento y la patata (yo previamente los metí al micro en el Lékué unos 8 minutos para ahorrar tiempo y evitar que la patata quede dura), luego echamos las espinacas, los garbanzos, el pimentón y todas las especias que estiméis oportunas, sal, ajo en polvo, pimienta, etc.  

3 Échamos agua para cubrir, y tendremos en cuenta que luego se puede añadir siempre para no dejarlo demasiado caldoso, lo dejamos hacerse hasta que veamos que ya se han mezclado los sabores e introducimos los rellenos para dale otro golpe de calor. 

4 Retiramos y podemos emplatar o reservar para el día siguiente, a mi este tipo de platos me gusta que pasen un día reposando. Al emplatarlo podéis añadir huevo duro o no, yo no se lo puse.

Veredicto: ¡Buenísimo! Pero me falto un poco de caldo, la próxima vez miraré mejor la cantidad de agua.

Receta DOS: Las Torrijas de primeriza

Una de las cosas que tenía claras en la vida era que yo tenía que hacer torrijas algún día, pues nada pandemia que te crío y torrijas al canto. A la vez que pedía la receta del potaje mi suegra me facilitó su receta de torrijas, luego vi unos cuatro o cinco vídeos aleatorios de Youtube y mezclé recomendaciones de unos y otros para lanzarme a las sartenes.

Ingredientes:
- Barra de pan de un par de días
- Tres Huevos
- Leche entera
- Un limón
- Canela en rama
- Canela en polvo
- Azúcar
- Aceite de girasol

Preparación:
1 En un cazo calentamos la leche entera con la canela en rama y la cáscara del limón sin la parte blanca, que amarga. Lo dejamos calentar, que no hervir, cuando esté calentito lo apartamos y dejamos atemperar.

2 Cortamos las rebanadas de pan de dos dedos, yo las corté un poco tochas porque las quería muy esponjosas y pensé que si se empapaban mucho mejor que fueran más gruesas. Luego una por una las pasamos por la leche ya atemperada y las dejamos en una bandeja a empapar, las ponemos de un lado y luego del otro, las tocaremos y las que veamos un poco secas les echaremos un poco más de leche por encima.

3 Una vez empapadas las pasamos por el huevo y a la sartén que estará con aceite de girasol caliente, las haremos con cuidado hasta que estén doraditas.

4 Las sacamos del aceite y en un plato que tendremos preparada el azúcar con canela en polvo las bañaremos por ambas caras. Después las dejamos reposar sobre un papel absorbente y ya las emplataremos cuando suelten el aceite que sobre.

Son más sencillas de lo que parecen, os dejo apuntado lo que anoté por teléfono cuando me explicaban el paso a paso, luego todo lo demás es accesorio:

Torrija - leche - huevo - sartén - azúcar y canela - fin.


Receta TRES: Una tarta de manzana para novatos en la repostería

Mi tía hace todos los años para Semana Santa su famosa tarta de manzana, es una forma muy sencilla de hacerla y queda de lujo sin tener que hacer el hojaldre o la crema pastelera.


Ingredientes:
- Dos manzanas
- Base de hojaldre
- Mermelada de melocotón
- Huevo

1 Ponemos en una masa de hojaldre del que viene hecho, lo pinchas para que no suba por toda la lámina de hojaldre.

2 Ahora le pones la manzana en láminas encima, ponlas todas para el mismo lado para conseguir el efecto cuquismo, luego las bañas con mermelada de melocotón todas las láminas. Y los bordes se les pone huevo para que doren 

3 La metemos al horno el tiempo que te pida hasta que esté morenita, en 15 minutos más o menos la tienes. Contrólala porque se dora en nada y algunas partes se sube el hojaldre, abres y le pinchas y listo.

Es súper fácil, esto os sale a todos seguro, solo ha que tener cuidado en el horno para que no se quemen los bordes, pero lo demás se hace solo.


Los plátanos pochos pueden tener una segunda vida mejor

Teníamos tres plátanos más negros que Machín muy maduros y recordé que había una receta que hacían muchas instagramers y youtubers con los plátanos pasados, y yo que soy influencer de portal no sería menos. Pones en Google "Receta de Banana Bread" y te sale esto ver receta completa.

No voy a copiarla porque podéis verla en el enlace, lo que os diré es que no le eché esencia de vainilla, no puse tantísima mantequilla, quizás usé un cuarto de lo que te pone, y el bicarbonato que teníamos estaba caducado desde 2017... Total, mi esperanza en esto era nula, pero... ¡Quedó que flipas! Además, lo puse en tres moldes pequeños, en lugar de uno grande, y salieron tres panes de plátano que flipas. Seguramente si lo repito sea un desastre, pero la suerte de la novata me la llevé. 

Y hasta aquí la Patata en la cocina, sabéis que me gusta cocinar, pero odio las recetas, así que no las tenía todas conmigo al tener que cocinar bajo tantas directrices, pero bueno, cogí la calle del medio, miré las recetas y luego las apliqué a mi "estilo" y ha quedado todo genial. Y no os quiero hacer spoiler, pero he buscado algo más exótico para hacer nuevas "recetas", ya os contaré el resultado, tanto si es bueno como malo aquí lo contamos todo.

¿Soy la única que deja el estrés emocional a un lado cuando se pone el delantal?

Feliz día de cuarentena a todos :)