jueves, 18 de julio de 2019

He vuelto a comprar bragas en rebajas


Y un champú de litro y medio, esto de la vejez madurez es imparable

Este año el pasotismo pre-rebajas ha llegado al punto de no tener ni una sola cosa fichada, ni una, que triste, aunque por otro lado para la salud económica de mi tarjeta no está nada mal. Además las tiendas del Emporio Inditex me aburren, me dejan tan indiferente que esta temporada de verano solo he comprado un vestido de Zara Kids, uno, fin.

Veo las prendas y no siento nada, nada de nada. He dejado de tener relaciones con prendas y accesorios que no me hagan sentir mariposas en el estómago, el problema de esto es que cada vez que algo me hace mariposas es más caro que una mortaja.

Dicen que comprar con cabeza es comprar menos y mejor, pero a mi ya eso tampoco me cuadra, lo que me convence es comprar cuando el corazón me pega un vuelco, cuando sé que voy a volver a casa arrependidita de no haberme traído ese par de zapatos, esa camiseta o ese bolso conmigo.

Ayer fui a Intimissimi y compre 4 bragas del mismo color y el mismo modelo de sujetador que usé en mi boda, que me flipa, a mitad de precio, salí con el pecho palomo de la alegría que me lleve. Y esas han sido mis rebajas.

He mirado, he ido a tiendas, he visto treinta millones de vídeos en Youtube titulados “haul de rebajas” y cada vez que algo me parecía digno de compra un Pepito Grillo me decía “y eso para qué, Patata” y yo muy obediente no le daba a tramitar pedido.

Lo mismo hoy estoy escribiendo esto y mañana voy y lo peto en el sitio más inesperado, pero lo que antes era una necesidad casi fisiológica ahora ha pasado a ser un “ya tiene que gustarme y ser una ganga para comprarlo”, como cambiamos.


Buen jueves a todos :)


jueves, 11 de julio de 2019

Cuatro minutos y dos segundos

Y por fin tenemos el ansiado vídeo del PataliosFest

No queríamos un vídeo al uso, nada de baladas, ni de lloros moñas, eso no nos representa. Le pedía a Mr Horrible si, a su manera, podía hacer un vídeo resumen, o lo que le inspirara acompañarnos en este día... ¡Play!


Nueva Generación | Luis Brea y El Miedo | Usted se encuentra aquí

Ha conseguido condensar en cuatro minutos y dos segundos toda la Magia y la emoción que supuso ese día para nosotros, no puedo parar de verlo una y otra vez. Parece que llevemos toda la vida casándonos, que naturalidad, que caras de "esto lo tenemos dominao", supongo que cuando todo el mundo está a una contigo, cuando todos aportaron tanto en este día, no hay nervios ni preocupaciones, solo disfrutar el momento. 

Espero que con este vídeo también disfrutéis un poquito los patatolectores, os hice partícipes de todos mis quebraderos de cabeza, mis miedos y mis "pa' qué leches nos casamos", pues también os tenía que enseñar la parte de "me casaría mil veces más si todas fueran exactamente igual que la primera".

Buen jueves a todos :)

martes, 9 de julio de 2019

Hoy sería un gran día...

Eso se repetía mientras se maquillaba mecánicamente frente al espejo.

Base, polvos, colorete, sombra y máscara de pestañas, sencilla pero favorecida. El truco era ese, ir maquillada sin parecerlo, la contradicción que todas las revistas de moda relataban como el must de la temporada. 

Llegar a la oficina, ni pronto ni tarde, pasar de puntillas porque no apetece saludar, a quién le apetece saludar a las 8 de la mañana, a nadie.
 
Sentarte y descubrir que la silla está caliente aún siendo pronto, encender el ordenador y luchar contra la bandeja de entrada, será la última batalla antes de salir de vacaciones, un mes.

Mágicamente todos saben que te vas de vacaciones, te miran con recelo, con envidia, hasta te ven con el guapo subido, cuando tú te has maquillado para no parecer maquillada, seguimos con las contradicciones.

Quedan dos minutos para desviar el email y salir de la oficina, podrían ser emocionantes, podrían ponerte nerviosa esos segundos de espera, pero no lo hacen. Off.

Escuchas de fondo como te desean lo mejor, y como por dentro se pudren de envidia, sales por la puerta y miras a los dos lados. Nadie. Nada.

La primavera se llevó los planes de verano, se llevo las fechas cerradas y las maletas para dos. Y tú te sigues repitiendo que hoy será un gran día porque estás harta de las contracciones.

Buen martes a todos :)

Pd.- Algunas veces me apetece escribir cosas, cosas sin más, las escribo mentalmente y las olvido, me he propuesto dejarlas por aquí, es un buen ejercicio para los que estamos todo el día inventando historias para otros. 

viernes, 5 de julio de 2019

¿No os da miedo estar bien?

Y bien me refiero o estar en paz con vosotros mismos

Pues a mi me da pánico. Parece que siempre nos tiene que pasar algo para quejarnos, para poder tener una excusa para tomar una caña con un amigo y desfogar sobre la barra nuestros males y tormentos. No vivo en el jardín de la piruleta, para nada, tengo días de auténtica mierda caca pero son días, momentos, cosas que no salen como esperabas o temas sencillos que se complican.

Ayer Marido dijo una frase que me hizo pensar, de hecho me ha dado para escribir un post, "creo que tengo la vida que quiero", efectivamente, esa es la cuestión. Lo que podemos controlar, en la medida de lo posible, lo hemos elegido, hemos llegado hasta aquí porque entre el azar, los astros y las decisiones que hemos ido tomando estamos donde estamos.

Pero no hemos sido educados así, no, nos han enseñado a estar siempre esperando, anhelando a algo que mejore lo actual, cuando puede que ya estemos donde queremos estar, con las cosas materiales e inmateriales que nos rodean. Por eso me da miedo cuando me levanto contenta y pienso que todo va bien, me da miedo porque seguro que viene algo y me lo jode estropea. 

Hay cosas incontrolables, hay enfermedades, desgracias, contratiempos, detalles que vienen y nos giran 180º, pero si salimos un momento de esas cosas, que no podemos elegir, y miramos desde fuera a nuestra vida vemos si estamos donde queremos o no. Nos han enseñado a estar siempre necesitados de algo, algo que quizás no existe porque no nos hace falta.

Las contradiciones se agolpan en mi cabeza, soy una persona exigente y ambiciosa, pero también disfruto con todas las pequeñas cosas que me rodean, una cosa no quita para la otra, por eso puedo reafirmar la frase de Marido, tengo la vida que quiero, con sus más y sus menos.

Y hoy me he levantado contenta, contenta y en paz conmigo misma.
Y no me avergüenzo de ello.


Buen fin de semana a todos :)

Pd.- Cuánto tiempo sin un post chorra de la semana, ea ya tocaba.