miércoles, 11 de diciembre de 2019

Queridos Reyes Magos...


Porque en mi casa somos de sus Majestades

Pero esto ya lo sabéis más que de sobra, y aunque me repito más que las patatas con ajo, un año más vengo a escribir con vosotros mi carta a los Reyes, porque siempre hay algún marido despistado que la necesita para hacerse una idea de lo que puede dejar debajo del árbol.

Sobra decir que no necesito nada, ninguna de las cosas que os voy a enseñar me hace falta para vivir, pero ya que estamos en la época de "comprar porque sí" pues al menos que lo que compren sea con cabeza y me den en el gusto. ¡Al lío!



El archifamoso y agotado jersey de Zara, efectivamente, me flipa, más e más y esto es tope más. Agotadico está el pobre mío, pero a mi me han dicho que los Reyes son magos y lo consiguen todo, por pedir... Y me da lo mismo que lo tenga todo el mundo, sé que lleva mi nombre, no el vuestro.

Hay a gente que eso de que le regalen cosas para la casa o electrodomésticos, como que le sienta mal, pues mira chica, a mi me pirra. Una aspiradora de mano de la marca que sea, no hace falta que sea esta Dyson rosa chicle, me vendría fenomenal para seguir potenciando mis manías compulsivas varias.

Patata, ¿¡Otra paleta Naked?! Sí, es irremediable. Compré la Cherry, que era la que quería la navidad pasada y ahora sueño con la Reloaded. Ea, la vida de la coleccionista es así, porque esto ya es para coleccionar, ¡y ojo! que las uso todas. Para demostrar esto alguna semana os voy a hacer unos Stories con las sombras que uso a la semana, para que veáis que es un capricho pero muy útil.

Mi perfume, bueno este exactamente no es el mío, es una edición limitada que probé un día y me gustó muchísimo. Regalar el perfume de cabecera que usa la persona a la que vas a regalar me parece un acierto seguro, no neguemos que los perfumes son muy caros y siempre vienen bien tener uno por estrenar, pero de los que te gustan. 

Un libro, podría ser otro porque los libros me pirran, pero en este caso elijo el de Carlos Sadness, que tengo ganas de tenerlo en mi librería pero todavía no he ido a comprarlo, esperaré por si algún Mago me lo regala. 

Y bueno, siempre son bienvenidas cremas, beauty frikeces, ropa blanca, una vajilla de Duralex, una cena sorpresa, unas cañas toreras, regalarme un poquito de tiempo... Si luego lo que mola de los regalos es el momento de regalarlos. ¿Y sabéis por qué?, pues porque es cuando ves la cara que pone el regalado al desenvolverlo. Y eso no tiene precio.


Buen día a todos :)

martes, 3 de diciembre de 2019

Somos más "simples" de lo que nos pensamos

Lo que pasa es que nuestros sentimientos los "complicamos" demasiado

No os habéis dado cuenta que en navidad los anuncios que "funcionan", o bueno, los que nos llegan a la patata, que es para lo que están los anuncios en navidad, bueno para eso y para que gastemos, hablan siempre de amor, reencuentro, nostalgia, solidaridad, familia, amigos, los que faltan, los que llegan,... Cuando innovan mucho nos cabreamos, aún os arcodaréis de los maniquíes de La Lotería, a qué sí

¡Play!
Mirad que fácil es tocarle la cartera patata en navidad a los que crecieron con E.T.



Si nos complicásemos menos, todo sería más simple. Sé que esto es una obviedad como un camión de Desatranques Jaén, pero cuando os sintáis en un momento de bloqueo emocional, sea cual sea la emoción que os ataque, pensad como simplificarlo.

Pensad cómo se solucionaría ese problema en un anuncio navideño, ahí tenéis la solución.

Buen día a todos :)

Pd.- Y efectivamente, he llorado como una patata blandita con el anuncio.