jueves, 14 de mayo de 2015

Hoy ha venido el señor del gas...

Patata te has equivocado de profesión

A las 8:30 de esta mañana ha venido el señor del gas, aparentemente un tipo normal que venía a revisar la caldera y esas cosas, pero ha decido romper el hielo al entrar en el salón y darse cuenta de que en esta casa hay cajas de Aspirinas gigantes decorando el aparador, se ha echado unas risas y ha insinuado que las Aspirinas gigantes no le dan miedo, y que de hecho su cuñado las agradecería porque padece unas migrañas horribles, me ha dicho que lo que le da verdadero miedo es imaginar como serán los supositorios que tenemos en casa.

Tras este bonito momento Lola ha hecho su aparición estelar y claro ella muy amena le ha saludado con giros sobre si misma y luciendo su mejor sonrisa para ganarse una caricia, menos mal que al señor del gas le habían hecho hace poco las pruebas de la alergia y ya no tenía alergia a los perros, ¡Milagro está curado! Y el problema no es Lola y todos los perros que se le acercan en las casas, como el yorsike de la semana pasada que le mordió el pantalón cuando salía de una revisión, no, no, el problema es el perro de su hermano, un pastor alemán loco que se ha comido un sofá y el cual adoptó cuando estaba en paro, el hermano es el del paro, pero ahora que ha encontrado trabajo se lo ha quedado su madre, una señora mayor que no está la mujer para muchos trotes y él se siente un poco responsable del perro por lo tanto mejor no tener alergia para echarle una mano. Aunque no se fía mucho de las pruebas porque dice que tampoco le da alergia el marisco, todo esto según el médico, pero hace poco comiendo gambas en una boda se le puso la cara como una bota, a saber.

Cuando ya estaba prácticamente acabando de revisarlo todo el señor del gas amablemente me ha pedido si podría hacerle una foto a la caja de las Aspirinas, he accedido de mil amores porque lo veía muy ilusionado, me ha dicho que pensaba gastarle una broma a su compañero de curro, que el chico es un encanto, tiene solo 22 añitos y se parte de risa con él, siempre están de bromis y tal, por navidad se encontró una caja vacía de jamón en la calle y para amenizar las fiestas le metió tres ladrillos y se la entregó al muchacho que se fue con su jamón debajo del brazo tan contento, que cachondo el señor del gas.

Tras cerrar la puerta y sopesar toda la conversación con mi amigo, sí ya somos amiguis, el señor del gas, creo que confundí mi profesión desde el primer día, yo debería ser psicóloga porque tengo que tener una "cara de escuchar a la gente" que no puedo con ella.

Moraleja, no tengáis cajas de Aspirinas gigantes en el salón.


Buen jueves a todos :)

8 comentarios:

Sophie dijo...

Quiero ver la caja de aspririnas gigante del salón xD

María dijo...

juas juas juas buenísimo el señor del gas!
y yo tb quiero ver la caja de aspirinas please! para cuando un post de decoración?

Anita Patata Frita dijo...

Sophie, María: jeje en este enlace podéis ver la caja ;)

https://instagram.com/p/0L4t8vGg8b/?taken-by=anitapatatafrit

¿Decoración? Bueno tenemos una casa peculiar alguna cosa os podría enseñar.

Veronica Nice dijo...

Que personaje!

Anita Patata Frita dijo...

Verónica Nice: total, personaje total XD

Moni Xu dijo...

Ah pues sí lo de la caja de jamón con tres ladrillos me lo apunto para el amigo invisible, muy útil lo veo, a mi se me sientan viejitos en el curro contándome la comunión de sus nietos y el traje que le van a comprar a la señora que era la más apañá del pueblo

Anónimo dijo...

Que gran post XD

Anita dijo...

Buenísimo. XDDDD