miércoles, 18 de mayo de 2016

Hace dos semanas...

Que soy rubia platino

No os riais, que esto es un cambio que no veas, la gente te mira la gente te mira mucho, y además hay que cuidarse mucho la melena, ser rubia no es nada económico... ¡Pero me encanta! Y por ello vengo a contaros como pasé 6 horas de mi vida decolorándome el pelo, así cómo si el tiempo lo regalaran.

Pues sí toda una tarde en la que mi pelo sufrió aproximadamente cuatro decoloraciones y tres matices diferentes ¿Problemas ante los que nos enfrentábamos?

1 Que me quedara calva el más evidente.
2 Que me frieran el pelo raparme era otra cosa que habría quedado muy evidente, sí
3 Que toda mi cabeza quedara amarillo pollo, había momentos en los que así fue y quería morirme.
4 Que las mechas anteriores dejaran mi color de pelo de diferentes tonos y por lo tanto tendría más lunares que un traje de flamenca.
5 ¿Más cosas? No por dios más cosas no, seguro que las había pero no me las contaron.

El resultado fue increíble, me encanta y aún así no es el tono completamente deseado porque aún queda amarillo de las mechas, y todo ese rollo anterior, y hasta que todo eso no se elimine no será el proyecto completado, la idea es que sea completamente blanco y ¡Lo conseguiré!

Bien ahora viene cuando la matan las risas con el mantenimiento, porque cuando te lavas el pelo la primera vez eres Gollum, una alpaca, un estropajo nanas está muy seco y hay que utilizar todo el rato productos muy hidratantes y nutrientes, pero ¡Ojo! También hay que usar productos específicos que son azules como si un boli bic se rompe, lo mismo para eliminar los reflejos amarillentos que van saliendo, vamos el festival del humor si nunca habéis cuidado mucho vuestro cabello. Sinceramente tampoco ha sido tan complejo pues yo me cuido el pelo mucho y uso muchas movidas, también por esa razón la opción de quedarme calva era menos probable. 

Bueno y dicho todo esto, y con la destreza que tengo arreglando esta mata que cada día es más suave y sedosa, me gusta tanto que no descarto dejarlo crecer para ser la Khaleesi más exótica vista. Si después de leer este post todavía os quedan ganas de jugaros la melena al decolorante os diré que la mejor peluquera del mundo está en Albacete, se llama Ana y es mi mejor amiga dato que os importa poco, en Llongueras Imagine podéis encontrarla.

Buen miércoles a todos :)

Pd.- En Instagram y Snapchat podéis ver mi cabeza reluciente todos los días, así comprobáis que no estoy calva ^^


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy chulo tu color, aunque blanco creo que me va a gustar más aún...y tu amiga, sólo con saber dónde trabaja, es una profesional de las de verdad. No sabes cómo echo de menos los cortes de pelo de Llongueras aquí, en tierras franco-suizas. Beso
Silvia

Provinciana dijo...

Nos había hecho falta una fotico, aunque bueno, por IG ya te tenemos fichada ese rubio resplandeciente

Anita Patata Frita dijo...

Silvia, Provinciana: gracias chicas :) poco a poco pondré más fotos, es que tampoco os penséis que fuera de instagram me hago fotos XD

Anónimo dijo...

Pues habrá que echar un ojo a tu IG y a tu snapchat! Cual es tu snapchat?

Anita Patata Frita dijo...

Anónimo: igual que en otras redes anitapatatafrit :) sin la a final

juan rxa dijo...

http://devilwearszara.vogue.es/

Eres la patata mas estilosa, predecesora de tendencias!!