martes, 18 de octubre de 2016

Un número para solucionar todos mis problemas...

35

Sí, señoras, señores, el número 35 ha llegado a Zara, por fin la colección de invierno, tanto Trafa como la de mujer, tiene todo el calzado o al menos todo el que yo tenía fichado para esta temporada. Y diréis ¡Qué bien Patata! Por fin puedes comprar todo lo que te gusta sin buscar en mil sitios, pues no, mal, error, catástrofe... No os han dicho alguna vez eso de "Cuidado con lo que deseas que puede hacerse realidad", pues bien, el año pasado compré tres pares de botas en toda la temporada de invierno, en lo que va de temporada he comprado ya... Tic, tac, tic, tac... 

¡Tres pares de botas! Lo que viene siendo que esta marcha tengo que cortarla por lo sanísimo o lo que me van a cortar a mi es la tarjeta de crédito. Y como aquí lo que venimos es a marujear os dejo los tres modelos que habitan en mi querido armario en un flamante 35, son tan pequeños que te explota el corazón patatil de amor al mirarlos.



Básicamente todo son botines porque es con lo que más cómoda voy con tacones y para que ir incómoda pudiendo ir como en zapatillas, absurdo, que sí que los zapatos molan mucho, pero me duelen los pinrreles.

El Botín 1 ha sido una compra necesaria, me quedan dos bodas por delante y necesitaba algo decente para utilizar en ambas, como llevaré medias "humo" a las dos elegí un modelo oscuro y que fuera "fino", también tiré de ese rollito aniñado que da la punta redonda porque los dos looks son muy de "muñeca" vamos en mi línea.

El Botín 2 es el relevo generacional a otros que tengo para currar en marrón, no voy a tirar ni mucho menos los marrones a mi o se me sale el pie por la suela o no los tiro que los cuido como oro en paño, pero así les doy menos trote a los otros y tengo recambio para los conjuntos que los botines negros no me terminan de convencer como quedan.

El Botín 3 es el caprichazo del invierno, simplemente fue... ¡Amor a primera vista! Abstenerse las que os den miedo los tacones y las botas sin plataforma, porque el pie en modo Barbie no te lo quita ni la Macarena, son altísimo y preciosísimos, de momento no han salido de paseo pero preveo que tras una puesta tendrán que amputarme los gemelos, a mi los pies no me duelen pero los gemelos suben ¡Al infinito! ¡Y más allá! Tras unas millones cuantas horas encima de ellos.

Y hasta aquí el drama de tener zapatos a mi disposición 24/7 y del 35.

Pd.- Lo que me duele es que no son hechos en España, esos los dejaré para las cazas rebajiles.


Buen martes a todos :)

7 comentarios:

Cristi García dijo...

Ay Ana que peligro, yo también llevo un 35, me encantan los primeros botines. Gracias por la información ... o no jajaja, un beso

Anita Patata Frita dijo...

Cristi: jajaja hay que ser fuertes ;) o no!

Anita dijo...

Me encantan los terceros, aunque yo que voy corriendo todo el día ya no estoy para sacrificarme con los tacones y sólo llevo plano o tacón de abuela... quién me ha visto y quién me ve! :D

LectoraPaz dijo...

Osea que ahora tienes a tu disposición zapatos de la planta infantil y de la planta de mujer... Que felicidad y que peligro xD No se si darte la enhorabuena o no xD

Ursulinska dijo...

Ay ay ay esos rojos!!! Y esos que los zapatos de Zara para mí son no, no, no...pero esos son taaaaan bonitos <3

Quiero Zapatos! dijo...

No consumo zapatos del colmado. 1001 y razones para contarte, pero si a ti te van y has encontrado tu querido 35... ¡Bien por ti!

Ya tardaban de 'pescar' ese mercado!

Quiero Zapatos! dijo...

La de Quiero esos zapatos.. soc la Patri! :-P