miércoles, 24 de octubre de 2018

Tengo miedo…

Soy miedosa por naturaleza, no es nada nuevo

Desde que era bien pequeña el miedo era una de las cosas que más me ha marcado, es innegable, soy una miedica. Tengo miedo a las atracciones, a las películas de terror, a la oscuridad, a las alturas, a la enfermedad, al error, a la injusticia… No es un miedo leve, no, es un miedo real.

No es que no pueda vivir con ellos, puedo, pero me hacen replantearme muchas cosas, desde la más obvia, que puede ser no ver cine de miedo, a la más rara y que no pienso contar aquí, un poco de miedo al ridículo también tengo.

El domingo pusimos en casa el primer episodio de la aclamadísima The Haunting of Hill House, serie de Netflix que está rompiendo moldes, pues no lo hagáis si tenéis miedo del de verdad, no del de “yo veo pelis de miedo si es acompañada”, no eso no es miedo, si lo pasáis verdaderamente mal, os palpita el pecho y dejáis cuatro días de miraros de noche a los espejos, ni le deis al play.

Si os gusta el género lo vais a disfrutar de lo lindo, yo no. Casualidades de la vida, también esta semana, en El Faro, programa de radio nocturno que sustituye Hablar por Hablar en las noches de la Ser, le dedicaron un programa al miedo, todo eran señales. En esta ocasión los miedos eran más reales, más del día a día, ese miedo a la enfermedad, a las alturas, a perder a alguien querido,… El miedo de andar por casa, que si lo piensas quizás es más fuerte que el que producen los fantasmas en HD.

Y dándole vueltas al tema, e intentando borrar de mi mente la dichosa serie pero nada, creo que por mucho miedo que le tenga a la oscuridad con solo encender la luz se va, pero hay miedos para los que no existen interruptores que valgan.

Ojala mis miedos de andar por casa nunca se hagan realidad

Buen miércoles a todos

5 comentarios:

Ana dijo...

Hace mil que te sigo por las redes varias y ahora me he animado a escribir algo, y es que estoy viendo la dichosa serie, pasando el miedo de mi vida y no puedo dejarla! Te animo a que sigas un poquito porque la ansiedad se aligera mientras avanzas. Un saludo patatil!

Anita Patata Frita dijo...

Ana: ¡Gracias por animarte a comentar! Y por leerme con todas las chorradas que os escribo je je, he de decirte que he tirado la toalla pero mi chico sí la ve, le iré preguntando a él :P Besos patatiles.

Paula Elena Ramos dijo...

Vi el otro día Hereditary y mira a ver si no puedo dormir en un año...
Ay, me siento muy 2010 ahora mismo escribiendo comment en blogger, old school Anita <3

María Basadre dijo...

se nos dio a todas por comentar jajajaja

no puedo con el género miedo; ni en serie, ni en libro ni en poster, vamos.

lo paso horrible.

los miedos de andar por casa, no hay interruptor que valga excepto la mente y cuando esta va a mil.. no hay guionista que supere eso

besos guapísima

Anita Patata Frita dijo...

Paula, María: jajajaja aquí seguimos años vista, las que llevamos lo del blog en el corazoncito alguna que otra vez comentamos. María, que razón tienes con lo del "interruptor de la mente" es lo más poderoso que hay.

Un besazo señoras :P