martes, 29 de enero de 2019

Rebajas de señoras bien

Porque más zapatos no me caben en el armario

Tengo pendiente una limpieza de armario sólida, consistente, vamos que quiero tirar muchísimas cosas, que como diría la Kondo, ya no me hacen feliz. Y hasta que eso pase mi nivel de ansia por incorporar piezas al armario no es muy alto, diremos que está un poco frenado por el nivel de cosas nuevas y chachis que tengo. Por lo tanto las rebajas están siendo de otras cosas que si tengo hueco para colocar en casa.

Cosas para echarme encima

Porque alguna cosa de “armario” ha caído, poco pero sí. Una bufanda de rigor, yo si no compro todos los años una o dos bufandas no soy feliz, un bolso de Bimba&Lola que me negaba a pagar en temporada y unos guantes de la misma tienda que se quedaron divinos de precio.


Evidentemente el par de sujetadores de WomanSecret’s a mitad de precio y algunos calcetines han caído, pero esto no tiene emoción ninguna, ya sabéis que solo compro ropa interior en rebajas, total si es todo el año la misma pero en ese momento está mucho mejor de precio.

¡Ups! Olvidaba un jersey amorosísimo de Zara Kids que tenía fichado y lo encontré a mitad de precio, este ni lo busqué pero apareció en mi camino y ahora somos los más mejores amigos.



Cosas para echarme al buche

Bueno hablemos de utensilios para cocinar cosas que echarme al buche. Hace tiempo, tiempo, tiempo del bueno, os conté que me había comprado mi primer Lékué y era inmensamente feliz, estos cacharros hay gente que los ama #unbesoEdu o gente que los odia, yo soy de las primeras, por lo tanto ahora en la web que tenían todo rebajado he aprovechado para hacer compra.

En esta ocasión me he decantado por los tortilleros, el de Omelette y el de Omelette Española y un par de escalfadores de huevos, esto puede parecer de lo más friki pero hay que ver el tiempo que ahorro con estos chismes y la pringue que les saco. Mañana llega el pedido cuando los pruebe y encuentre las recetas adecuadas os cuento qué tal funcionan y os doy alguna idea.

Cosas para echarme en la cara

No hay año sin su paleta de ojos de Urban Decay para la nena, ea vicios confesables que tiene una, el año pasado fue la Heat que sus Majestades tan majos me regalaron y este año, viendo que sus Majestades se hicieron los locos, me he autoregalado yo “Born to run” y… Ains que monería y que contenta estoy con la compra.

Lo único que me rompe el equilibrio de colección de paletas es que tiene un formato diferente de las otras cuatro de Urban que tengo y a la hora de guardarlas no quedan tan cuquis, pero vamos que se lo perdono de todas, todas.


Y esto ha sido todo, no se descarta algún “pecadillo” que encuentre rabajadísimo por sorpresa en alguna escapada a tienda física, online ya no miro nada que sino peco sin necesidad, pero vamos que estoy más que servida con este tema, en mis rebajas cada vez hay más bragas y menos "tonterías", que barbaridad lo que se madura y tú piensas que esas cosas ti no te pasarán nunca #patatainocente.

Buen martes a todos :)


No hay comentarios: