martes, 19 de abril de 2016

Empezando la casa por el tejado...

... O como venía yo a contaros una cosa y termino por otra

Trabajar en redes sociales te lleva a estar todo el día consumiendo mierda contenido variado que podría ser protagonista de un post, tengo en la recámara fotos, una cata de ginebras y un spot buenísimo, y mira tu por donde que me he cruzado con este vídeo y creo que os lo tengo que poner, por dos cosas fundamentalmente, uno, porque esta ha sido la semana catastrofista de vuelta los inicios de La Rati y mía creo que viene muy al pelo del tema, incluso Anita también habla hoy de este tema, y dos, porque cada día os juro con la mano en el patato corazón que es a diario me llegan al Ask preguntas sobre, el físico, la felicidad, las relaciones que resulta que son lo que no esperas,... ¿De verdad os sentís así? Vamos primero al ver el vídeo...




Creo algunos tenemos claro que todo no es tan bonito aunque no los pinten así y por eso no somos tan influenciables, y aún así hay veces que nos pica y mira tú que sabemos que es mentira pero nos pica, y pensamos "qué tía por qué ella ahí y yo no" y cosas así, pero luego contamos hasta tres o no bebemos una cerveza, y se nos pasa, pero a esos famosos nativos digitales hay que enseñarles que ésto es menos bonito de lo que parece, que la vida es bonita y fea, hay que gestionar la felicidad y la frustración a partes iguales cada día, no hay nada, ni nadie, perfecto en esta vida y si lo hubiera seguro que sería muy aburrido.

Buen martes a todos :)


7 comentarios:

La Ratita dijo...

Me encanta ver que no soy la única que ha tenido esta sensación. Y ojo, que envidio al que lo hace todo tan bien, la clave ha sido darme cuenta de que yo no soy capaz y he elegido ser la que soy. Gracias por la mención, btw ;)

Paz dijo...

Jo, patata, ¿y si te digo que este post me parece cojonudo? Así, como que no quiere la cosa, hay mucha verdad en él. Yo también me dedico al mundillo éste del social media, y tanto tu post como los de Ratita y Anita, me ha parecido patatogeniales :)

Anónimo dijo...

ay cuanta razón, me cansa y me hastía ver tanta perfección, y aunque lo tengas claro y no quieras, hay momentos en los que te comparas, o te fías de lo que aparece en IG, ¿y qué si tu ensalada o desayuno no es tan bonito? ¿que más da si tus zapatos no conjuntan con las baldosas de tu casa? ¿y que más da si tu bar de siempre tiran la caña perfecta y la comida es de escandalo, pero no está decorado con palés? (que sí que yo he llegado a ir a bares-restaurantes supermonos recomendamos en la red, y salir de allí sin un riñón y con un hambre atróz) que la vida es la que vivimos fuera de las redes, que ni hace falta postear lo mal que estas ni lo maravilloso que es todo en todo momento

Anónimo dijo...

Me encanta esta entrada! Además me has descubierto otros blogs interesantes! Weee! :))

Anita Patata Frita dijo...

GRACIAS GRACIAS Y GRACIAS por los comentarios y por reconocer que todos un poco pensamos así aunque estemos todo el día enganchados. Ains... Qué bonito es esto de los blogs de verdad.

Anónimo dijo...

Gracias a ti guapa! :-) Aunque algo dura esta entrada es de las que hace pensar y darse cuenta de que muchas cosas no son tan bonitas como nos las pintan.

Josep Maria Castel Duran dijo...

Pues no, la gente captura su vida, no se mata para quedar bien, tu no tienes vida.