miércoles, 26 de octubre de 2016

¿Y de qué color vas tú?

Estilismos de boda e historias varias

Ayer salimos en busca de los complementos necesarios para asistir a una boda de mi pareja sentimental me encanta ese término, total que fuimos a comprar cinturón, calcetines y pañuelo de caballero a tiendas varias de Albacete. 

Cinturón, tarea relativamente fácil, además elegimos uno bicolor de Zara que así es una inversión para más eventos, marrón por una parte y negro por la otra.

Calcetines, esto ya es para novatos de las compras si no aciertas, vas a Calzedonia y plin, son los que más me gustan que no sean de media para traje.

Pañuelo, nivel pro-avanzado-alto de compras en tu ciudad. 

Porque no queríamos un pañuelo de una tienda de Inditex, queríamos algo más exótico para lograr un modelito potente de la corbata pasamos siete pueblos. Total tras patear varias tiendas entramos en una de señores cabreros se les llama ganaderos en otros lares que llevan polos rosas y pantalones de pinzas ¿Os hacéis una idea de lo que hablo? Pues de esas, le preguntamos a la señorita dependienta por los pañuelos y nos saca un cofre de dimensiones tochas que ríete tu de los que llevaba Sherezade en la danza del vientre. Evidentemente a mi los ojos se me salen de las órbitas al pensar que en tan corto periodo de tiempo encontraríamos lo que parecía el secreto de la piedra Rosetta...

Bueno pues ahora viene lo supuestamente más fácil, elegir el que nos gusta de todos los que nos sacó, cogemos dos de todos los que aparecen, nos miramos y dudamos un poco... La amable dependienta me hace una pregunta que marcará el antes y el después de esta historia:

- ¿Y tú de qué color vas?

En ese momento en mi cabeza estaba sonando la música de Kill Bill mientras la miro con los ojos como dos bajo platos del Zara Home.


- ¿Y eso qué más da?
- No mujer, por si sigues el protocolo.


¿Protocolo? ¿Protocolo? No me toques el protocolo querida, aquí cada uno se viste como quiere y ya está bien de vestir a las parejas con el color del puñetero vestido que elegimos las mujeres, de verdad que cruz, y mira que en Julio de 2014 ya os conté que esas cosas no se hacen, pero dos años más tarde sigue estando en auge lo de mear al novio de una, pues eso está muy feo. Feo, feísimo.


Buen miércoles a todos :) 

2 comentarios:

Raquel Sanz dijo...

jajajajjajaa.....
buenísimo!!!!!!!!!!!!!

Ir a una boda va a ser como el Quien es quien? de las parejas.... o el unir los puntos de los pasatiempos...

En fin, que digo yo que los solteros entonces, ¿de qué color llevan la corbata, los pañuelos y esas historias del protocolo? ...

No te escribo la grosería que solté la última vez que me mentaron el temita del protocolo, ni que fueramos realeza hombre!!!!!!

p.d: por cierto, vi tu foto en IG y guapísima!!!!!!!!!!!!!!!

Angela Glezer dijo...

¿En serio?
Soy estilista y es la cosa más hortera y antigua que a día de hoy sigo escuchando.
De verdad...