lunes, 22 de mayo de 2017

El momento de la verdad ha llegado...

Ya he cambiado el armario de invierno a verano

Y tengo una pena infinita al pensar en mis pobres botas metiditas en cajas hasta el invierno que viene #llorofuerte, en fin, las sandalias han salido, ocupan su espacio y por más que las miro no me inspiran nada, la ropa me da pereza y el mero hecho de que mi piel blanca color pescadilla luzca al sol no me apetece nada. 

Y dentro de todo este dramatismo lo único que me hace ilusión es estrenar dos sandalias que he comprado, y ahora diréis "pero Patata si siempre te quejas de que no te viene nada qué pijo pasa que tienes ya más zapatos nuevos que bragas" por partes, si tengo dos sandalias nuevas y no son precisamente lo mejor del mundo de calidad pero sin un 35 y me sientan bien al pie, algo es algo.

Unas son de zara y otras son de una tienda plastichoni pero me enamoraron tanto que me la voy a jugar con mis pobres pies sobre ellas, he de reconocer que para ser barateras tienen un acabado que si os digo que valen 100€ cuela, no tengo foto pero ya las veréis, pero no, son mucho más baratas. Total que tengo cosas, claro que las tengo, lo que no tengo es ilusión, hoy ya me ha costado vestirme y esto solo es el comienzo del fin...


Este verano voy a intentar ilusionarme un poco con la ropa de verano, creo que el primer paso será renovar unas cuantas piezas que llevo sacando año tras año y que ya debería jubilar, y pensar en comprar sustitutos que me apetezca ponerme, en fin, esta batalla me va a costar tanto en sentido psicológico como de pasta, pero el caso es que con esto del cambio climático cada vez es más largo el puñetero verano y no pienso dejar que pueda conmigo #patatopower.

Buen lunes a todos :)

6 comentarios:

Mary A Alvo dijo...

A mi me pasa lo mismo.....me quedan por sacar las sandalias...de momento en Madrid tiro con las bailarinas.
Con lo que me gusta a mi una media tupida .........

Anónimo dijo...

Yo también soy de invierno. Hay más posibilidades y el frío me sienta divinamente. Odio el verano y sudar. Soy muy calurosa y ya hice el cambio de armario hace 2 semanas (hoy estamos a 30º) te hago caso con la ropa y el armario y me he customizado unas sandalias que llaman mucho la atención por la calle y unos pantalones los he convertido en palazzo (y me costaron 6€). En fin, que soy sufridora en casa; sólo espero que sea un verano atípico y haga fresquito!!! Patry

Anita Patata Frita dijo...

Mary, Patry: menuda depresión que tengo, puede parecer frívolo pero de eso nada, me cuesta horrores, os agradezco los ánimos, me siento menos solita, os iré informando de mi intento de cambio de mentalidad para ver si lo supero :)

PatatoLectora dijo...

A mi me gustan la primavera y el otoño, el ni frío ni calor y cada vez son más cortos... #grr a ver si nos tomamos en serio el cambio clímatico o algo!

V dijo...

Yo estoy igual, lloro cuando tengo que guardar los abrigos, reconozco que me gustan las sandalias y me encanta sacar los dedines a paseo, yo paso de bota a sandalia en un plis! Pero no soporto el calor, cada vez me gusta menos la ropa de verano, funciono mal con el calor, no me gusta sudar, se me hinchan las piernas y me da pereza hacer cualquier cosa, voy mayor lo sé, pero en invierno soy como una adolescente jajajaja. ESta semana voy a tener que desterrar los vaqueros también porque ya hace demasiado calor... aggg invierno vuelve a nosotras!

Anita Patata Frita dijo...

Patolectora: ya los "entretiempos" no existen

V: ánimo! Yo los vaqueros los resisto de momento como una campeona jaja