viernes, 13 de octubre de 2017

Costumbrismo

Hasta el pirri del bonitismo

Es todo tan bonito que dan ganas de vomitar, ¿Nunca habéis tenido esa sensación? Esa de querer prenderle fuego a todas las fotos “perfectas” que salen una tras de otra en Instagram, esos perfiles que todas las fotos están perfectamente iluminadas, encuadradas, postureadas hasta el infinito y más allá.

Estoy dejando de seguir a todas las it girls, bloggers e influencers que viven en pisos blancos, desayunan fit y se peinan con ondas al agua desde 2007, solo estoy dejando a las que conozco antes de ese piso, esa dieta y tener peluquera personal, por aquello que nos unía antes, pero de lo que ya poco queda.

Ahora busco cuentas que me enseñen la realidad, la realidad entendida por aquello que vivo yo cada día, esos pisos desordenados y vividos, esas paellas de domingo donde cada plato de la mesa es de su padre y de su madre para que pueda comer toda la familia o esas fotos con mucha gente riendo y haciendo el canelo en cualquier bar de viejos.

Yo ya no quiero ver realidades perfectas a las que aspirar si utilizo cada chorrada que etiquetan. Quiero ver gente que etiqueta otra gente, gente que vive mucho y vivir mucho no tiene que ser bonitísimo, más bien cuando vives mucho estás más sucio y despeinado que cuando vives poco.

Muerte al bonitismo. Viva el costumbrismo.

Buen fin de semana a todos :)

3 comentarios:

Memis dijo...

En esto también coincidimos, ayer miraba mi Instagram y es todo lo contrario a las influencers de hoy en día, todo en colores pastel, espacios diáfanos, decoraciones cuquis, brunches que si los como yo no me muevo en toda la mañana del sofá...

Es todo taaaan perfecto que da como grimica...

Anita Patata Frita dijo...

Memis: La perfección que hemos querido crear (por qué quién manda esos cánones?) en fin, no es necesario tanto postu, yo me aburro tanto que hasta yo misma subo menos cosas a instagram.

Begoña Lagaron Barreiro dijo...

¡Muy de acuerdo contigo!Justo iba a publicar en una red social que estoy hasta el pirri de bloggers, influencers, instagramers....y toda esta peña que sólo vende humo, irrealidades y una vida artificial.Nunca me han gustado ni he seguido a ningun@ de ell@s,pero es que cada vez menos.Ha sido un alivio leerte!!