lunes, 13 de enero de 2020

Una de potingues, ¡marchando!

Empecemos la semana hablando de chucherías

Porque si para un niño entrar a una tienda de golosinas es sacarlo loco, para mi entrar a una droguería, o a un Sephora, y es volverme loca, no puedo evitarlo. Estos últimos meses he probado varias cosas pero tampoco muy reseñables, peeeero hay dos productos que me han encantado. 

Ya sabemos que amar es compartir y aquí os traigo la reseña de los dos productos, para que os entre un poco de ansia viva. 
 
Lip Injection Extreme Deluxe, 14,99€ 
Cuidado de Ojos anti-edad de Lavanda 8,95€

Una de las cosas que más me cuesta en esta vida es llevar pintalabios, suelo usar en BBC, bodas, bautizos, comuniones y eventos de guardar, poco más. Me cuesta porque siempre los tengo pellejiles y los labiales líquidos, que son los que me gustan y duran más, se me caen a pedazos, total que me gustan más los gloss. Un gloss lo puedo reaplicar las veces que quiera y no tengo que estar pendiente de si mi cara se convierte en la del jocker con las horas. 

El tema es que no encontraba un gloss sin tono, solo un brillo, y que no fuera pegajoso de la muerte o con purpurinas. El otro día fui al  rinconcito de mi perdición las mini tallas de Sephora y vi este de Too Faced, Lip Injection Extreme Deluxe, promete que da volumen "real" a tus labios y que les da mejor aspecto, veamos, lo de mejor aspecto os lo garantizo, no es pegajoso y dura en el labio, ahora lo del volumen...  Además yo tengo un mini labio y milagros a Lourdes, es genial pero no es un aumentador de labios al instante, eso no. 

Y el otro producto que me ha dejado con las patas vueltas sorprendido mucho  ha sido el contorno de ojos de la Gama Bio de Garnier, el contorno de Lavanda. Tengo en las últimas mi contorno y quería probar alguno diferente, aunque el mío me va muy bien ya os lo conté aquí, y como estaba mega contenta con el limpiador de Lemongrass que también os lo conté aquí, me la jugué a comprarlo, tampoco era una inversión muy loca. 

También os digo que no daba un céntimo por el contorno, me parecía muuuuy barato para resultados visibles, pues punto en boca porque ¡me encanta! Nada más aplicarlo, os lo juro, notas un efecto tensor, no es coña, eso o estoy muy sensible con la cuesta de enero, yo lo noto. Yo lo uso de noche pero quienes tengáis la ojera muy seca os digo yo que como prebase de maquillaje tiene que ser muy top. 

Y hasta aquí mi lista de últimos descubrimientos, como siempre os digo a mi me han funcionado, no sé a vuestra piel qué tal les irá, pero son económicos y si estáis en búsqueda de alguno de estos productos es una buena idea para ensayo-error porque calidad-precio genial.

Buen día a todos :)

jueves, 2 de enero de 2020

¿Qué he aprendido en 10 años?

 Y qué he desaprendido, que quizás es lo más importante

En enero de 2010 yo tenía 25 años, llevaba dos años viviendo sola en Albacete, tenía mi primer empleo como dios manda, pareja, mi primer perro y todo parecía que era como tenía que ser. Pero las sacudidas de diez años de vida me han enseñado que, el platino me queda mejor que las mechas y que, nada es lo que parece porque todo puede cambiar en un segundo.

En lo laboral he cambiado de empleo en tres ocasiones, todos ellos trabajos correctos, de lo mío, lo que tiene que ser y dando gracias, pero mira por donde que he dado un golpe en la mesa y ahora soy autónoma. Dentro de otros diez os cuento dónde estoy, que esto es muy duro señores.

En lo sentimental, estoy casada, no tengo una pareja cualquiera, o un novio de esos que ves de viernes a domingo, no señor, me he hecho una mujer de bien y ahora luzco marido. Me rompieron en unos cuantos trozos a mitad de década y juré quemar y lapidar a todo hombre que me rozara un brazo, pero mira tú por donde que apareció el de las patillas y ahora llevo anillo. Ea.

Y en cuanto a la familia canina diremos que se me ha ido de las manos, tanto amor dan que yo solo puedo pensar en tener en casa millones de chihuahuas corriendo y mirándome con cara "yo no he sido", "dame de comer, me tienes en los huesos" o "rasca más, 20 minutos sin parar es poco para mis dos kilos de contorno". Ains. Tres preciosas Señoras Peludas me rodean, y eso que con Lola pensé que me había metido en un lío demasiado grande, ahora ya no hay miedo.


En esta década he dicho muchas veces adiós, pero adiós para siempre, porque hay quienes ya no están, quienes estaban pero ahora nos cuidan desde alguna otra parte, desde dónde más les guste a ellos. Han sido años de aprender a lidiar con el "no te volveré a ver más", quiera o no quiera. Muy duro, pero de eso también se aprende.

En este camino he conocido muchísima gente, como dice mi madre "¿más amigos nuevos? Hija mía, no tienes suficiente?" Creo que conocer gente, tanto de la que te cae bien como de la que no quieres volver a ver ni en pintura, te hace más sabia, te enriquece por dentro y te hace saber enfrentarte a muchas situaciones diferentes. Si siempre vivimos en nuestro pequeño círculo el día que sales de él estás perdido. 


¿Cosas que se mantienen? Albacete, la ciudad que me ha dado algunas de las alegrías más grandes que tengo ahora, mis compis de batallas, a Marido, a mi nueva familia política, a mi entorno profesional, estas calles ya tienen un poco de mi, con lo poco que me gustaba al principio.
Se mantiene el 75% de mi armario, no sabía que me duraba tanto la ropa hasta que he buscado una foto de 2010 y he tenido que hacer un repaso por todas las que he publicado desde entonces, ¡qué pesada soy! No sé cómo me aguantáis tantos años.

Me parece mentira que puedan pasar diez años y cuando miro atrás me reconozca tanto, no sé. Los anteriores diez años si miraba atrás tenía 15 y de esa quinceañera a la de 25 eran cosas totalmente diferentes. Pero de los 25 a los 35, aunque han pasado muchos días y muchas noches, me reconozco, he mejorado cosas y he empeorado otras, seamos realistas, aspirar a la perfección puede ser un deseo pero está lejos de la realidad, pero soy yo.

Me veo más yo que nunca en muchos aspectos y tan perdida como hace veinte años o más, supongo que pasen los años que pasen la vida son etapas de aprendizaje continuo, nunca pararemos de aprender y desaprender. Apunta eso Patata, que luego te pegas el topetazo del siglo y ni te enteras. 

Es muy importante mantener vida la curiosidad de uno, de lo contrario este aprendizaje continuo puede ser una tortura. Os espero 10 años más tarde y nos contamos donde estamos, gracias por la paciencia Patato Lectores.


Buen día a todos :)

martes, 31 de diciembre de 2019

Los No Propósitos

 
Y otras mentiras que nos decimos todos los años

Porque si me paro a pensar en los propósitos de año nuevo, los generalistas, me parecen una mentiras crueles que nos hacemos en enero para recordarnos, al diciembre siguiente, la poca constancia, y lo mentirosos que somos con la persona que más deberíamos querer y cuidar, nosotros mismos. 

Nunca hago la famosa lista de propósitos porque no me parece de utilidad ponerme metas a cumplir en doce meses, me gustan los retos cortoplacistas, eso es una eternidad, aunque luego pasa volando. Pero sí que me paro a pensar en las cosas que debería cambiar, o intentar corregir, para afrontar esos meses de una forma más llevadera, porque no lo neguemos, somos los culpables de que esos meses sean mejores o peores, luego vienen las circunstancias que no podemos controlar, pero esas van a parte.

Hay dos cosas que me encantaría aprender a gestionar: el descanso y la culpa. Porque ambas son factores que afectan a todo lo demás, a mi humor, a mi forma de comportarme, a mis días, a mis luces y mis sombras. Los que "cargáis" con estas dos palabras me entenderéis perfectamente, no me quiero poner muy filosófica, pero si lo hago podemos estar aquí hasta 2021 hablando del tema. 

Si quiero comer mejor, lo hago, si quiero ir más días al gimnasio, lo hago, si quiero ahorrar, lo hago,... Si quiero buscar más momentos para mi descanso, lo aplazo, si quiero aprender a vivir sin culpas que no me atañen, no sé ni por donde empezar. El problema no es voluntad, ni constancia, el problema debe estar en otro lado, lo buscaremos este 2020 y mataremos al monstruo.

Os deseo un año nuevo muy feliz, 
con todo aquello que os aporte 
y dejando en el año viejo
todo lo que os resta. 
Feliz 2020 a todos :)

*** *******

Iván Ferreiro | Me Toca Tirar | 2019 Remaster 

"... Y logré que esta vez
Los fantasmas pagaran la cuenta
Y yo tiro otra vez
Y ahora yo sé lo que tengo que hacer
Conseguirme otro par de zapatos..."



*** *******

jueves, 19 de diciembre de 2019

¿Qué te vas a poner en Noche Buena?


Yo el pijama.

Supongo que cuando los años van pasando estas cosas también pasan, de salir pitando nada más cenar a la fiesta de turno, ahora salgo de la mesa pitando a ponerme el pijama y echarme en el sofá, ea, la edad. Eso y el haber salido más noches que la luna, que de eso tampoco voy mal. 

Pero eso no quita para que cada vez que veo un vestido de brilli-brilli haga en mi cabeza toda la composición de cómo me lo pondría, y con todo lujo de detalles, le pongo accesorios, bolso, calzado y hasta me veo mentalmente a dónde iría con él. Eso de imaginar no cuesta nada y alimenta la creatividad, que os lo dice la Patata

Total que he entrado en la impagable Net a Porter y he seleccionado piezas para tres looks diferentes, uno de compromiso, otro de amigos y uno de "mira, es día de celebrar y yo me lo pongo todo", así lo mismo os doy unas ideas, ya no de qué comprar sino de para dónde tirar en cada situación. Porque muchas veces el problema de estos días es que nos miramos frente al espejo de pie derecho pero no pensamos lo que vamos a hacer vestidas y arregladas como un portón. 

 Look 1: "De compromiso"

Comida, o cena, en una casa que no es la tuya, familia política, u otros menesteres, que te llevan a salir de la zona de confort del pijama y la bata. He elegido un vestido, importante de tejido fluido, porque así no estamos pendientes de lo que ensancha nuestra cintura y porque en las casas en estas fechas el calor que hace es demencial, la manga corta mejor que un jersey de cuello vuelto.

Las botas son el punto atrevido, porque una va modosita pero se la juega al blanco que le gusta la moda, van ideales con el estampado del vestido, además con unas botas nos aseguramos que el dolor de pies aparecerá más tarde que con un zapato. 

Como ya tenemos un estampado bien vistoso unos aros dorados sin más, para dar luz a la cara, tanto si vamos con pelo recogido como suelto el brillo nos viene bien. Y el bolso uno con cadenita para poder estar cómoda y no tener que pensar cómo cogerlo cuando tenemos que empezar con los saludos y presentaciones, colgadito al hombro y plin, luego se deja con el abrigo y listo. 


 Look 2: "Con amigos"

Muchas veces antes de la cena como tal tenemos una tarde buena de rigor, salimos con los amigos y ya nos vamos directamente a cenar, o cenamos con amigos porque no toca con la famila, son cenas en las que hay que ir arreglada pero más festiva, que lo de enseñar carne con la suegra yo no lo veo.

Un vestido con todas las tendencias, asimétrico, manga abullonada, tejido fluido, estampado cebra, vamos lo llevamos todo pero desde el punto comedido. Además este tipo de corte para ensanchar tripa es genial, disimula de miedo. 

Para no llevarnos el vestido al momento fiebre del sábado noche en lugar de zapatos o sandalias le plantamos un botín, uno que quizás usaríamos con otro tipo de vestido pero que en este caso encaja perfectamente, y tacón cómodo, que estas cenas son eternas y luego vuelves con el zapato en la mano.

Una vez más bolso con cadena, para poder colgarlo y olvidarnos, y unos pendientes con aires rockeros para encajar con el calzado y el punto artista ochentera que tiene el vestido en general. Vamos ni Ana Torroja en la Puerta del Sol como el año...

 
 Look 3: "Más es más"

Nunca tendré he tenido una cena de esas de gala, de esas a las que van las influencers y tienen que ponerse los vestidos sin medias y las sandalias, pero mira y si tengo que ir a una, pues nada ya tengo mi look elegido. Y como yo de discreta tengo la a, pues más es más y que me quiten lo bailao'.

Un vestido de lentejuelas para dejar ciego al de enfrente, corto, con escote, mangas imposibles y un aire Tino Casal que tira pa'tras, lo quiero. Y claro no le vas a poner un estiletto negro, no, no, unas sandalias de raso rojas con lazo y taconazo, yas.

Para rematar mini bolso con pedrería y raso negro, que al raso las manchas le salen fatal, luego le derramas el champán y no veas que faena, o sea. Y para rematar oro y perlas, una no es una buena Señora de Marbella sin ese detalle del joyerío. 

Y ya estaría, no me faltaría nada, estoy a un pliqui de plantarme algo así para Noche Vieja que la celebramos con amigos, no te digo más, y no vamos a un gran salón de lámparas de cristal, no, pero las lentejuelas con los halógenos brillan exactamente igual.

*** *******

Si esta Noche Buena
 luces pijama o vestido, 
pantufla o tacón,
 la Patata te desea
Feliz Navidad 
de todo corazón.

Buen día a todos :)