jueves, 30 de diciembre de 2021

Póngame dos tazas de purpurina

O tres si son pequeñas 

Intentando resumir mi año he llegado a la conclusión que es exactamente el mismo que el anterior pero con una cifra diferente al final. Nos las prometieron felices, pero el hombre propone y dios dispone, cambie dios por la palabra que se antoje, por ejemplo pandemia. Es agotador llevar tantos meses pendientes de algo que condiciona todo nuestro entorno conocido. Yo estoy cansada, muy cansada, y aún así me siento afortunada, muy afortunada.

 

Ante este día de la marmota los anunciantes y las marcas han hecho campañas preciosas en las que volvíamos a ser los que éramos, ¡ja! Se las han comido con patatas, pero ahí están, porque ya no duele, ya no nos afecta ver gente pasándoselo pipa codo con codo, ahora nos da envidia y lo anhelamos. Hace un año apelaron a la responsabilidad, a la memoria, a lo blanditos que estábamos, pero el sistema ya no se sostiene con azúcar, necesitan más madera, entiéndase que gastemos, que salgamos, que nos vistamos de algo que no sea un chándal, etc.

 

Y como podéis ver, una vez más, la publicidad es el fiel reflejo de la sociedad del momento, porque es un momento chungo, claro que lo es, pero nuestra mente agotada ya no puede más, quiere brilli-brilli, baile, fiesta, amigos, familia, gente… Y si suena frívolo es porque suena bien, suena sincero.

 
 

Os deseo un 2022 con purpurina hasta en la sopa, de todo patato corazón.

 

*** *******


 

Raffaela | Varry Brava 

Realmente soy un tonto 

Un estúpido en el fondo 

Que otra noche vuelve a ver cómo te vas 

(Pa-pa-para-pa-pada-pa) 

Yo te amaba ciegamente 

Me olvidaste de repente 

Porque a ti lo que te gusta 

Y te divierte en el amor es empezar 

Y hasta el final 

Yo te hice caso

Fui un perro con un lazo

Pero hoy todo cambiará

Y seré una estrella

Y cierra el antro y subo al coche

Prendo radio y en la noche 

Suena a tope una de Raffaella

Vuela, sobre la disco 

Vuela, dame un mordisco (Pa-pa-pa-pada) 

Me dice (Pa-pa-pa-pada) 

Qué dices 

Vuela, y en un momento

Vuela, le grita al viento (Pa-pa-pa-pada) 

Te quiero (Pa-pa-pa-pada) 

Torero 

Vuela, sobre la disco 

Vuela, dame un mordisco (Pa-pa-pa-pada)

Me dice (Pa-pa-pa-pada)

Qué dices 

Vuela, y en un momento 

Vuela, le grita al viento (Pa-pa-pa-pada) 

Te quiero (Pa-pa-pa-pada) 

Okey, okey 

Es complicado 

Entender lo que ha pasado

Me hizo sombra en la alfombra

Su recuerdo grande y claro

Se peinó un poco el flequillo

Y me deslumbró su brillo

Me he quedo anonadado 

Al verla bajar del auto 

*** *******


viernes, 24 de diciembre de 2021

Feliz Navidad

 

Los formalismos no son lo mío, por eso voy a ir al grano, os voy a decir lo que le he pedido a este nuevo año: sentido del humor a raudales, porque estemos en la circunstancia que estemos, todo mejora con esa risa que nos pilla de sorpresa.


Os deseo unas Felices Fiestas y un próspero 2022
lleno de momentos por los que sonreír.


Felices días navideños a todos :)

lunes, 15 de noviembre de 2021

Ya nadie tiene libros

 Y si los tienen será dentro del canapé

 

En estos momentos nos colamos en casa de todo el mundo sin querer queriendo, me explico, los stories y las fotos son diarios, un no parar de ver la vida en directo de tu vecina Paqui o de la Rosalía, lo mismo da que da lo mismo. Y una de las cosas que más me fascina es que con la suma de seguidores desaparecen las "cosas de las casas"

Las cocinas son un solar, los cuartos de baño parecen piscinas municipales y los salones una clínica dentista muy cara. La ausencia de color, y de objetos útiles en la vida cotidiana, ha dado paso a algunas plantas, mantitas en tonos neutros y espejos que flotan en paredes blancas ausentes de gotelé. 

¿Nadie tiene libros hacinados? ¿Han matado a todos los tubos de pasta de dientes? ¿Quizás nunca volverá un cacharro a la cocina que no sea Smeg? ¡Me aburro! A mi me gusta ampliar la foto y encontrar portafotos con estampas costumbristas, intentar leer los cantos de los libros ajenos y cerciorarme si tienen las toallas tan oscuras como el alma.

No os sintáis mal por no tener una casa instagrameable, posiblemente es porque no tienes una casa, tienes un hogar. Un hogar que huele a cosas, que sabe a cosas que suena a cosas.


Buen día a todos :)


viernes, 8 de octubre de 2021

Controlando lo incontrolable

 Me he dejado la semipermanente

"¿Y a mí qué?", efectivamente, mis uñas no son un tema de estado, pero para mí son algo importante. La primera vez que "me hice las uñas", o lo que viene siendo ir a un salón de uñas a que te realicen la manicura semipermanente, fue 3 días antes de casarme. 

En ese momento descubrí la fantasía de tener las manos preciosas y me enganché. En contraprestación a esto descubrí la sensación de impotencia de no poder quitármelas cuando yo quisiera, ¡oucht! De eso que te haces un piquete y tienes que vivir con él hasta que pasen otras dos semanas, y eso no va conmigo, o vamos bien o no vamos. 

Tras muchos meses adicta al quita que te pone a la semipermanente llegó una pandemia, ahí me tienes echando acetona como si no hubiera un mañana, que quizás no lo habría, para quitar aquello, ¡drama! Y en ese momento decidí que no introduciría más cosas incontrolables en mi vida. 

Estamos rodeados de situaciones incontrolables, un retraso en el tren, una caída de Whatsapp, una señora que te pilla el pie con el carrito en el súper, ... Yo paso de tener uñas que no están bajo mi control si viven en mi cuerpo, he dicho.  

Pensaréis que es la tontería más gorda que habéis leído esta semana, pero os garantizo que a los neuróticos del control tener un algodón con acetona a mano puede que nos de una estabilidad mental que ni con todas las horas de terapia del mundo alcanzaríamos. 


Buen día a todos :)