miércoles, 11 de diciembre de 2019

Queridos Reyes Magos...


Porque en mi casa somos de sus Majestades

Pero esto ya lo sabéis más que de sobra, y aunque me repito más que las patatas con ajo, un año más vengo a escribir con vosotros mi carta a los Reyes, porque siempre hay algún marido despistado que la necesita para hacerse una idea de lo que puede dejar debajo del árbol.

Sobra decir que no necesito nada, ninguna de las cosas que os voy a enseñar me hace falta para vivir, pero ya que estamos en la época de "comprar porque sí" pues al menos que lo que compren sea con cabeza y me den en el gusto. ¡Al lío!



El archifamoso y agotado jersey de Zara, efectivamente, me flipa, más e más y esto es tope más. Agotadico está el pobre mío, pero a mi me han dicho que los Reyes son magos y lo consiguen todo, por pedir... Y me da lo mismo que lo tenga todo el mundo, sé que lleva mi nombre, no el vuestro.

Hay a gente que eso de que le regalen cosas para la casa o electrodomésticos, como que le sienta mal, pues mira chica, a mi me pirra. Una aspiradora de mano de la marca que sea, no hace falta que sea esta Dyson rosa chicle, me vendría fenomenal para seguir potenciando mis manías compulsivas varias.

Patata, ¿¡Otra paleta Naked?! Sí, es irremediable. Compré la Cherry, que era la que quería la navidad pasada y ahora sueño con la Reloaded. Ea, la vida de la coleccionista es así, porque esto ya es para coleccionar, ¡y ojo! que las uso todas. Para demostrar esto alguna semana os voy a hacer unos Stories con las sombras que uso a la semana, para que veáis que es un capricho pero muy útil.

Mi perfume, bueno este exactamente no es el mío, es una edición limitada que probé un día y me gustó muchísimo. Regalar el perfume de cabecera que usa la persona a la que vas a regalar me parece un acierto seguro, no neguemos que los perfumes son muy caros y siempre vienen bien tener uno por estrenar, pero de los que te gustan. 

Un libro, podría ser otro porque los libros me pirran, pero en este caso elijo el de Carlos Sadness, que tengo ganas de tenerlo en mi librería pero todavía no he ido a comprarlo, esperaré por si algún Mago me lo regala. 

Y bueno, siempre son bienvenidas cremas, beauty frikeces, ropa blanca, una vajilla de Duralex, una cena sorpresa, unas cañas toreras, regalarme un poquito de tiempo... Si luego lo que mola de los regalos es el momento de regalarlos. ¿Y sabéis por qué?, pues porque es cuando ves la cara que pone el regalado al desenvolverlo. Y eso no tiene precio.


Buen día a todos :)

martes, 3 de diciembre de 2019

Somos más "simples" de lo que nos pensamos

Lo que pasa es que nuestros sentimientos los "complicamos" demasiado

No os habéis dado cuenta que en navidad los anuncios que "funcionan", o bueno, los que nos llegan a la patata, que es para lo que están los anuncios en navidad, bueno para eso y para que gastemos, hablan siempre de amor, reencuentro, nostalgia, solidaridad, familia, amigos, los que faltan, los que llegan,... Cuando innovan mucho nos cabreamos, aún os arcodaréis de los maniquíes de La Lotería, a qué sí

¡Play!
Mirad que fácil es tocarle la cartera patata en navidad a los que crecieron con E.T.



Si nos complicásemos menos, todo sería más simple. Sé que esto es una obviedad como un camión de Desatranques Jaén, pero cuando os sintáis en un momento de bloqueo emocional, sea cual sea la emoción que os ataque, pensad como simplificarlo.

Pensad cómo se solucionaría ese problema en un anuncio navideño, ahí tenéis la solución.

Buen día a todos :)

Pd.- Y efectivamente, he llorado como una patata blandita con el anuncio. 


lunes, 25 de noviembre de 2019

Práctica y aburrida

Así es mi lista de Black Friday 
si es que compro algo


Mi gen consumista compulsivo sabéis que ha perdido toda su fuerza en mi, o casi toda, para que me rasque el bolsillo en una compra impulsiva ya tiene que enamorarme el tema. Pero normalmente las ofertas puntuales, como este dichoso Black Friday que nos bombardea por todos lados, me viene muy bien para reponer algunos productos que utilizo todo el año y que sí o sí tendré que volver a comprar. 

Están a punto de agotarse dos de mis básicos, el agua micelar de La Roche-Posay y la crema corporal de Elizabeth Arden. Tanto la una como la otra las compro en los formatos más tochos grandes que hay para que me cuandan y ahorrar, pues mejor todavía si me hacen un descuento, por pequeño que sea bueno es, total lo voy a tener que comprar de nuevo.

Os he hablado mil veces de estos dos productos, no creo que tenga que hacerlo más, que soy pesada como una vaca, solo os diré que este agua micelar me encanta porque es la que consigue, de verdad, dejarme la piel "fresca". Las personas que tenemos piel grasa amamos esta sensación de frescor y muchas de las aguas micelares que he probado no terminan de conseguirlo, es como que dejan un residuo que me molesta. Suelen ser las que tienen componentes "hidratantes", por eso para pieles secas no os recomiendo este producto, pero si sois de piel grasa os encantará.

Y en cuanto a la crema... ¡Vicio! No tiene otro nombre, esto es pura drogra, la compro en el tamaño de 500ml pero si hubiera de kilo bien sabéis que ya la tendría en el baño.
Agua Micelar, La Roche-Posay - Crema Corporal, Elizabeth Arden

Si vais a comprar algo este viernes, o esta semana, no hace falta que me lo contéis, no sea que mi actitud de contención se vea desbordada y me arruine, que una no es de piedra. La verdad que el bombardeo constante de promociones me tiene en dos puntos completamente distintos:

1 Odio este acoso y derribo que nos hacen a los consumidores, parecemos tontos si no compramos.

2 Me parece una buena oportunidad para comprar cosas que suelo comprar a precios más caros, o darme un caprichito que de otra forma no haría, pero eso también me confunde, porque si de otra forma no compraría tampoco tengo porque comprar ahora, en fin.

Los consumidores estamos a punto de colapsar, paciencia, que ahora viene la navidad... #SeñorLlévamePronto.

Pd.- En esta lista estaría también la paleta Naked Cherry, pero ya sabéis que con un descuento de Sephora del 25% hace poco que la compré, y lo hice por puro amor irracional, véis, si luego lo del Black Friday tampoco es para tanto, cualquier cuponcillo te hace picar. 

Buen día a todos :)

 

jueves, 21 de noviembre de 2019

¿Sabes hacerte entender?

Si no te entienden es muy probable que sea culpa tuya

No te ha pasado alguna vez que estás hablando con alguien y desconectas, así sin más, de una tu cerebro pone en voz bajita a tu interlocutor y aparece una vocecita que repite una y otra vez, "¿Qué me está contando este tipo?". Tú en ese momento ya estás en otra galaxia cuando el interlocutor, a traición, te dice: "bueno, ¿qué te parece la idea?". Tu cara un poema, tu respuesta: "¡ah! Pues si tú lo ves bien, bien estará", por ejemplo de respuesta random que vale para todo y para nada.

Muchas veces nuestros problemas de comunicación radican en:
- No captamos la atención de la persona con la que hablamos.
- Hablamos en un lenguaje que solo entendemos nosotros mismos.
- Le hemos propuesto un tema que les importa una puta mierda muy poco o nada.

Lo primerísimo que deberíamos tener en cuenta es que para conseguir lanzar un mensaje, y que este cale en el receptor, no solo depende de nuestra motivación personal, hay que saber qué  motiva a esa persona que tenemos en frente. ¿No veis First Dates? Por diosito, es el claro ejemplo de los discursos de uno mismo para uno mismo cuando se intenta hablar con otra persona. Si dedicasen 5 minutos de esa cita a escuchar al de enfrente podrían encontrar un punto común y empezar a hablar desde ahí y no desde dos extremos opuestos.

¿En vuestro negocio adaptáis el mensaje u os lo pasáis por el arco del triunfo saltáis este paso?
Los problemas de comunicación suelen ser el problema fundamental de muchas empresas, tu producto, o servicio, es bueno pero no sabes explicar los beneficios que le aportan a tu cliente, o sencillamente les hablas en un lenguaje tan "técnico" que no te entienden.

Para un segundo y ponte en el otro lado, cuando somos capaces de ponernos en el lado del cliente es mucho más fácil hablarle de forma que nos entienda y, lo que es más importante, nos necesite en su vida como el comer compre.

Veamos un caso práctico, hoy, sí hoy mismo, un amigo nos ha mandado al chat de gurpo un spot de Ron Brugal que me viene de perlas para que veáis como una marca adapta el mensaje para los treintaitantos, casi cuarentis, de mi generación.

Brugal Extra Viejo. Pídele más al ron.
¡Play!



- Lo primero el producto se llama extra viejo, ojo que empezamos tocando donde duele.
- Y claramente la música es la que tu escuchabas cuando salías de discotecas y eras extra joven, que no joven.
- Vemos a Hugo que es de nuestra quinta, que está divino #ayomá pero ya va cumpliendo años, como nosotros.
- Le rodean jovencitas que realmente ya lo pegan nada, de hecho el que no pega es él, no ellas.
- El texto es brutal, es la conversación que tenemos los amigos cada fin de semana para regocijarnos en nuestra nueva etapa y lo bien que nos sienta, por mucho que antes disfrutásemos del garrafón y los tumultos. 
- Total, que lo han clavado, quizás de Brugal fue tu cubata cuando hacías botellón, ¿pero, ahora? Pues ahora también, pero extra viejo que se parece más a ti

Me ha encantado la idea, y eso que no me bebo un ron ni aunque me paguen, odio las bebidas dulces, mis dieces a la adaptación del mensaje al público objetivo. Aunque para ser sincera el amigo que nos lo ha mandado directamente ha pensado en la idea de salir de fiesta, no de beberse una copita de relax paladeando el sabor, creo que se ha cegado por la música.

Recuerda adaptar tu mensaje a tu público, porque ellos no tienen porque adaptarse a ti.

Buen día a todos :)