viernes, 8 de octubre de 2021

Controlando lo incontrolable

 Me he dejado la semipermanente

"¿Y a mí qué?", efectivamente, mis uñas no son un tema de estado, pero para mí son algo importante. La primera vez que "me hice las uñas", o lo que viene siendo ir a un salón de uñas a que te realicen la manicura semipermanente, fue 3 días antes de casarme. 

En ese momento descubrí la fantasía de tener las manos preciosas y me enganché. En contraprestación a esto descubrí la sensación de impotencia de no poder quitármelas cuando yo quisiera, ¡oucht! De eso que te haces un piquete y tienes que vivir con él hasta que pasen otras dos semanas, y eso no va conmigo, o vamos bien o no vamos. 

Tras muchos meses adicta al quita que te pone a la semipermanente llegó una pandemia, ahí me tienes echando acetona como si no hubiera un mañana, que quizás no lo habría, para quitar aquello, ¡drama! Y en ese momento decidí que no introduciría más cosas incontrolables en mi vida. 

Estamos rodeados de situaciones incontrolables, un retraso en el tren, una caída de Whatsapp, una señora que te pilla el pie con el carrito en el súper, ... Yo paso de tener uñas que no están bajo mi control si viven en mi cuerpo, he dicho.  

Pensaréis que es la tontería más gorda que habéis leído esta semana, pero os garantizo que a los neuróticos del control tener un algodón con acetona a mano puede que nos de una estabilidad mental que ni con todas las horas de terapia del mundo alcanzaríamos. 


Buen día a todos :)


martes, 31 de agosto de 2021

Todo puede ser más sencillo

 Y voy a trabajar en ello

Porque cada día tengo líneas mentales que transcribiría por aquí, muchas, muchísimas, y no lo hago. No lo hago porque pienso que lo tengo que hacer de una forma determinada, con la imagen, el humor, el chascarrillo tonto, la cancioncilla de turno... Y no tiene por qué ser así. Todo puede ser más sencillo.

 Cuántas veces me repetiré a mi misma esa frase. Porque la vida, así en general, sé que puede ser más sencilla, pero no hay huevos de enfrentarme a ese cambio, el cambio de reducir la velocidad, la intensidad y la exigencia. Porque si por ese nivel de exigencia me paralizo, y no avanzo, mal, error. 

Por todo eso estoy aquí, porque quiero escribir, quiero seguir con mi diario digital por favor, que viejuno suena eso, ese que empecé en un momento de cambio, en un momento de encontrarme perdida y un poco asustada.

Puede que ahora también esté un poco así, o un poco asá, o puede que no sea estar sino ser. 

He vuelto.

Buen día a todos :)

miércoles, 20 de enero de 2021

Seguimos cambiando...

 Y lo que te rondaré morena

Nos gusta lo sencillo, lo cotidiano, nuestras rutinas. No somos de planear grandes gestas, somos de vivir día a día aprovechando los momentos. Uno de esos momentos favoritos es bajar a nuestro bar, al de siempre, tomarnos una caña y comentar con los parroquianos la semana, criticar a los políticos, reírnos de memes estúpidos y volver a casa con una sonrisa de oreja a oreja pensado en el buen ratico que hemos echao’. 

El año pasado esas cañas se volvieron en algunos meses un privilegio, lo que para nosotros era tan mundano, y si ya las apreciábamos antes, entonces ni te cuento. Y ahora hemos vuelto a lo mismo. Esta foto es nuestra última caña en el bar de siempre, querido Galas, volveremos. 

Y yo hablo de mis cañas de fin de semana, pero tú seguro que puedes hablar de otras cosas, o de estas mismas, de cosas sencillas que sientan divinamente y que no podemos hacer. 

 Este bicho no nos está cambiando, nos está “obligando” a cambiar, que no es lo mismo.

Buen día a todos :)


lunes, 18 de enero de 2021

Un reloj y un consejo

Reflexiones una usuaria satisfecha

Este año a sus Majestades de Oriente les pedí un regalito muy concreto, quería un Apple Watch, así a las claras, para que no se líen. A priori no sabía si sería una buena idea o la peor de todas. Me daba un poco de respeto, ¿no sería otro cacharro para tenerme hiperconectada las 24/7? Pues depende lo mires.

 

Para mí ha sido una liberación, me explico, yo cometí un gran error al comenzar con mi actividad empresarial, mantuve mi teléfono personal también para lo laboral, y ahí empezó la locura, y la “ansiedad”. Porque ahora cada vez que suena una notificación en mi teléfono quiero tirarlo contra la pared y partirlo en 38 millones de trozos, ni siquiera he visto la notificación y ya siento ira. No lo puedo evitar.

 

Cada pitido me ponía loca, hasta que llegaron a mi vida las notificaciones en la muñeca, porque, seamos sinceros, de las mil cosas que suenan solo una o dos al día son importantes (nivel dejar todo lo que estés haciendo y atenderlo). Esos segundos hasta que miraba el teléfono me ponían muy nerviosa, y ahora giro la muñeca, veo por encima el mensaje y respiro tranquila.

 

Quizás esto solo me pase a mi, o quizás no, pero este cacharrito ha reducido mi nivel de miedo/odio/ira que me generan las notificaciones. Lo mismo también debería controlar el nivel de estrés que me producen los mensajes de trabajo, o tener un teléfono independiente y poder apagarlo algunas horas al día, debería, pero de momento esto me ha dado una tregua.

 

Morajela: no sé si a la larga sale más barato,  pero fijo que es más sano, tener un número personal y otro de curro que comprar un Apple Watch.

 

Buen día a todos :)


martes, 12 de enero de 2021

Me he comprado unas gafas...

 Quizás parezca una chorrada, pero para mí es un gran paso

No me mal interpretéis, no es un paso en sentido literal, ni tampoco figurado, no es para ver mejor mi destino, es simplemente porque llevo diez años con las mismas gafas, fin. 


Hay ciertas cosas que me cuesta mucho hacer, no sé si es cabezonería o simple vagancia, apego a la rutina quizás, no lo sé. Me compré mis primeras, y únicas hasta hoy (tenía dos pares pero las compré a la vez, eso no computa), me las hice tras pasar tres semanas con un dolor de cabeza que no era ni normal, pensé que la vista podría ser la causa y así fue. 

Dicho y hecho, gafas al canto para trabajar, pero nunca me ha dado por cambiarlas, y mira que me cambio de bolso todos los días, pero esto no me llamaba la atención, aún a riesgo de quedarme ciega por la graduación equivocada. Y lo mejor de todo es que no solo me pasa con las gafas, hay cosas que me cuesta horrores cambiar, renovar o hacer de forma diferente. 

Quizás es superstición, o manía (otra más), pero no soy amante del cambio, y menos del cambio aleatorio o sin pensar, la estabilidad mental que me dan mis gafas viejunas, mi monedero raído y blandito o las tres millones de manías que hago al día de forma ordenada y rigurosa. A mí estas cosas me dan paz.

Y ya puestos a tirar la casa por la ventana este 2021 me he comprado unas gafas, que para vosotros eso no significa nada, pero para mí es un todo.

Buen día a todos ;)

*** *******

Flash Back | Javiera Mena

No se puede dar 'undo'
Ni volver a la simpleza
Que me quite la tristeza
No hay nadie como tú
Compartiéndome canciones
Pero son más los errores
Que ilusiones
Cómo salgo
Si me encanta este loop
Yo vivo en el pasado y no está bien
Está bueno y no está bien

Flashback
Esos tiempos que nada pesaba
Mi deseo, tu sueño y el alba
Un instante desierto
Que viene y va, que viene y va
Flash
Flashback
Flash
Y después de tanto tiempo
Imposible es encontrar
Ese brillo del comienzo
Pero hablemos del presente
Quizás ya no brilla igual
Pero siempre se mantiene
Se mantiene
Permanece
Aunque siga en este loop
Yo vivo en el pasado y no está bien
Está bueno y no está bien
Flashback
Esos tiempos que nada pesaba
Mi deseo tu sueño y el alba
Un instante desierto
Que viene y va que viene y va


*** *******

 

domingo, 10 de enero de 2021

Con poco vamos...

 Seres complejos que en realidad son mecanismos simples

Ni un solo día sin su dosis de Coronavirus, ni un solo informativo, meme de Whatsapp o charla en la cola del supermercado sin citar al dichoso bicho. Ayer en las noticias nadie habló de él, Filomena lo era todo. Algunas veces con poco vamos, está claro. 

Hoy hay tantas fotos en Instagram de nieve que he tenido que coger el teléfono con gafas de sol para no quedarme deslumbrada de tanto blancor. ¡Qué hartura! Aunque ya no sé qué es mejor o peor. Lo que tengo claro es que desviar nuestra atención es sencillísimo, las prioridades cambian a golpe segundo.

¿Os acordáis de lo del Capitolio? Pues eso también pasó esta semana, solo 10 días de 2021y no tengo muy claro si vamos a poder con él. Ánimo.

Buen día a todos :)


domingo, 3 de enero de 2021

Tomar distancia no es malo...

A mí me sale solo de un tiempo a esta parte.

He sido la primera en apuntarse a todo, la que madrugaba o trasnochaba para no perderse nada, la que sí o sí estaba para que nadie le contase los detalles, si no era en primera persona no era lo mismo. Ahora todo eso me da exactamente igual. 

Me estoy metiendo poquito a poco en mi Patato Cueva, lo cual no significa que esté sola en ella, para nada. Soy más selectiva de planes, quedadas, personas e incluso perfiles de redes sociales que ya no aportan. Y no es por una medida restrictiva sanitaria, de eso nada, es porque me hago vieja pelleja estoy madurando y me importa todo una mierda he aprendido a declinar muchas cosas y ansiar menos y disfrutar más. 

Ayer pasamos la tarde jugando a juegos de mesa y criticando las medidas sanitarias, lo típico de estos días inciertos, y no lo cambio por nada de este mundo, me siento muy a gusto con las cosas que ralentizan mi tiempo, no con las que me hacen correr e ir como pollo sin cabeza. Stop, Patata, que te hace bien

Tan arriba estoy que me he comprado un Monopoly, y me ha hecho tanta ilusión que no me reconozco, hay cosas dentro de nosotros que ni nos esperamos, pero si te paras a escuchar tu cuerpo están ahí, te mandan señales, solo hay que hacerles caso.

Otra de esas voces interiores me lleva tiempo avisando del nivel de exigencia autoimpuesto que tengo, si fuera un personaje de serie sería insufrible, esa tipa insoportable que siempre tiene que hacerlo todo "perfecto", teniendo en cuanto sus criterios de perfección, claro está, no los de otros. Y me vuelvo a repetir: Stop, Patata, que te hace bien.

Este mantra que no paro de repetirme, espero que me dure al menos un mes, ¿cuánto duran los propósitos de año nuevo intactos? ¿Poco, eh? Pues eso, estoy en ello. Tengo muchas ganas de este comienzo de año, mañana volvemos al trabajo ya de forma "normal", y estoy como una niña ante su primer día de cole, me encantaría que esta energía me dure mucho, no quiero perder el foco.

Pero como no prometo nada, os iré contando. De momento, el propósito de escribir en este patato rincón sigue intacto, seguiremos informando según se desarrollen los acontecimientos.

Buen día a todos :)

*** *******

Amaro Ferreiro | Desesperadamente

"... Me ire así de repente
De la fiesta sin avisar
De pronto estaré ausente
Y será mi despedida
Eterno adolescente
Con síndrome de Peter Pan
Lo tengo muy presente
No te lo tomes a mal
Atravesando la ciudad
Volando a ras de suelo
 
Desesperadamente
 
Si fuese un accidente
Sería una enfermedad
Angustia transparente
Me asusta lo que va a llegar
Probablemente sientes
Que no te quiero ver más
Por una parte duele
Prometo que eso no es verdad
Atravesé lo que hay detrás
Lo digo como siento
 
Desesperadamente
 
Escribí con la mano
Toda la gloria
Detrás de esta historia
Tú no tienes que sentirte mal
Es mi alegría a la normalidad
Escogí este momento
Dejé las palabras
Disculpa el silencio
Pero me asusta la velocidad
Tú no tienes que sentirte mal
Atravesar la eternidad
Buscando la tranquilidad…"


*** *******